Academia

UNAM regularizará a diputados “truncos”

La Universidad Nacional Autónoma de México y la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión firmaron un convenio de colaboración para profesionalizar a legisladores y servidores públicos, además de abrir un proceso de orientación y asesoría permanentes  para la elaboración de iniciativas de ley.

El acuerdo contempla investigaciones comunes “que puedan traducirse en proyectos de coedición”. Entre las cláusulas incluye que aquellos representantes populares que hayan interrumpido sus estudios de licenciatura puedan regularizar su situación académica, de acuerdo con las reglas y planes de estudio de la UNAM.

Asimismo se impulsa un programa de especialización, maestría y doctorado para “los hacedores de las leyes”. El convenio se complementa con la promoción de un programa de servicio social para estudiantes universitarios de diversas licenciaturas.

En el “Salón de Protocolo” del Edificio “C” del Recinto Legislativo de San Lázaro, el rector Enrique Graue Wiechers, enfatizó que “para la Universidad y la nación, es importante la profesionalización de nuestros representantes.  La Universidad podrá asesorarlos en los temas que ustedes consideren pertinentes.”

“Con este convenio se permite que aquellos diputados que no hayan concluido sus estudios de licenciatura lo puedan hacer dentro de los reglamentos propios de la Universidad, continuar si así lo conviene la siguiente legislatura, con estudios de maestría. Recientemente se entregaron los diplomas a 32 diputados que la realizaron”, explicó.

CIUDADANOS SIN PREPARACIÓN. En su oportunidad, César Camacho Quiroz, Coordinador del Grupo Parlamentario del PRI e Integrante de la Junta de Coordinación Política de la LXIII Legislatura, dijo que por un principio vertido en la ley, no se puede exigir una profesión a quien desee ser diputado, ya que cualquier ciudadano puede postularse.

Por eso, añadió, este es un convenio de valor extraordinario, con buenos auspicios y respaldo de todas las fracciones parlamentarias. “Nos alimentamos del prestigio secular de la Universidad. La universidad de universidades, el alma mater de todos y todas”.

 

Imprimir