Academia

“Mejor enseñanza de ciencia genera mejores ciudadanos y democracias”: Mario Molina

Se ha comprobado que en la educación es mucho más efectivo hacer ciencia con los niños, que realicen experimentos y participen, en vez de memorizar, dice Mario Molina

Mario Molina, miembro de El Colegio Nacional, enfatizó la importancia de optimizar la enseñanza de la ciencia en el nivel básico para generar mejores ciudadanos.

En años recientes, hemos tenido problemas en todo el mundo con el funcionamiento de la sociedad. Frente al populismo y demagogia, resulta aún más importante preparar ciudadanos para que realmente funcionen las democracias y México no es la excepción. En este escenario, se requiere transmitir esa cultura a los niños, quienes se formarán como esos ciudadanos.

Las palabras anteriores son del Nobel de Química Mario Molina, quien vincula el tema de integridad social con la educación y dentro de ésta los valores que representa la ciencia, el conocimiento y el pensamiento racional. Mejorar las democracias “no es un tema de la ciencia misma, pero es parte de los valores que enseña junto con la cultura. También hay aspectos sociológicos, económicos y políticos, pero los nuevos métodos de enseñanza de la ciencia son mucho más eficientes para transmitir estos valores, que los sistemas tradicionales de memorización y clases de ética no logran de la mejor forma”.

El Nobel participó ayer en la mesa inaugural de la novena “Conferencia internacional sobre enseñanza vivencial e indagatoria de la ciencia en la educación básica”, organizada por El Colegio Nacional y la asociación civil INNOVEC. En su oportunidad recordó que la ciencia y el conocimiento tienen una remarcada relevancia en el progreso de la civilización desde finales del siglo XIX, lo cual ha mejorado en el último medio siglo nuestra calidad y expectativa de vida.

“Han generado cambios enormes para la sociedad. Es a través de la ciencia que hemos logrado alcanzar una población de siete mil millones en el planeta, no obstante, esto también ha causado problemas serios en el medio ambiente. Es por ello que necesitamos más ciencia y más innovación que nos permitan mantener ese enorme progreso de la civilización. Para lograrlo requerimos de la educación en ciencias”.

Durante el evento, que continúa hoy en el Aula Magna de El Colegio Nacional, dijo que esa revolución en el mejoramiento de las condiciones de vida del hombre, el impacto de los cambios en la enseñanza tradicional (memorística) ha sido vital, el cual va desde los niveles básicos hasta las universidades.

“Esto ha requerido un cambio fundamental y que provino de las academias de ciencias, empezando por la de EU, para entender cómo aprenden los niños: la ciencia detrás de la enseñanza. Gracias a esos adelantos se ha comprobado que en la enseñanza es mucho más efectivo hacer ciencia con los niños, que realicen experimentos y participen de manera continua, en vez de memorizar”.

El científico enfatizó que si los niños aprenden a trabajar en equipo, discutir entre ellos, trabajar con el maestro y hacer experimentos para entender cómo funciona la naturaleza, será posible comunicarles de manera efectiva los valores indispensables para el buen funcionamiento del país. “Esto no es tarea intrínseca de la ciencia, pero sí la honestidad y que la sociedad funcione mejor, que los trabajos de innovación  eventualmente se utilicen para mejorar nivel de vida de todos los habitantes del planeta”.

➣ Hoy continua la novena “Conferencia internacional sobre enseñanza vivencial e indagatoria de la ciencia en la educación básica” en El Colegio Nacional

 

Imprimir