¿Cuál cambio?

Pepe Capitalino

¿Cuál cambio?

La misma gente, el mismo discurso… y los mismos acarreados. ¿Dónde está el cambio? Resulta que en el segundo y último informe de Claudia Sheinbaum como delegada de Tlalpan aparecieron los polémicos experredistas Jesús Valencia, Dolores Padierna, Alejandro Encinas y Martí Batres, todos ellos acostumbrados a la práctica de la izquierda patrimonialista, que lucra con los recursos públicos y que establece lazos clientelares vergonzosos. El domingo Sheinbaum acarreó a cientos de personas a la explanada delegacional; repartió tortas y refrescos a cambio de que le echaran porras y le aplaudieran. Nada diferente hubo en ese evento de despedida —hoy pide licencia para separarse del cargo e ir en busca de la jefatura de Gobierno—, pues todo lo que dijo, presumió y prometió Sheinbaum: entrega de obras públicas, ataque a la corrupción e inseguridad, así como sus ejes para gobernar, no es nada nuevo; es el viejo discurso de todos los políticos. Habrá que esperar a lo que diga el tiempo y si su estrategia de “pan con lo mismo” le alcanza para derrotar al Frente Ciudadano, principalmente al PRD, que está sediento de venganza por lo que le hicieron en las elecciones pasada.

 

Un gran paso de Mancera

Quienes lo conocen aseguran que hacía mucho tiempo que no se veía tan alegre al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. Lo risueño del mandatario se debe a dos cosas; una es que ayer por la mañana los gobernadores de Tabasco (Arturo Núñez), Morelos (Graco Ramírez) y Michoacán (Silvano Aureoles); incluida la cúpula perredista encabezada por Alejandra Barrales y los chuchos (Jesús Ortega y Jesús Zambrano), lo ungieron como su única propuesta para encabezar el Frente Ciudadano por México en la contienda presidencial. Y la segunda y más importante, que a sus oficinas arribó, y sin estar planeado, el mismísimo ex gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, quién se encerró por más de 20 minutos con el mandatario local. Todo apunta a que declinará a favor de Mancera, para que juntos terminen de apartar del camino al panista Ricardo Anaya ¿Será? Resulten peras o manzanas, Mancera está dando un paso importante en sus aspiraciones y, ahora sí, ya puede prepararse para medir fuerzas con López Obrador.

 

¿Qué traman?

¿Seguirán tentando a Ricardo Monreal para saltar de barco? Resulta que el delegado en Cuauhtémoc, Manlio Fabio Beltrones (exdirigente del PRI) y Carlos Lozano de la Torre (el exgobernador priista de Aguascalientes), se dieron cita en “El Cardenal”, un restaurante ubicado frente a la Alameda Central de la Ciudad de México. El equipo del zacatecano juró y perjuró que sólo se trató de una comida amistosa realizada antes del homenaje a Rosario Green. Incluso los muchachos del doctor Monreal aseguraron que si se tratara de un complot en contra del mesías López Obrador, se reunirían en privado y lejos de las cámaras. ¿Usted qué cree?

 

Con más fuerza

En el equipo de Miguel Ángel Mancera se asegura que el funcionario que en estos momentos es más fuerte es, sin duda, Luis Serna, su secretario particular, quien jugó un papel fundamental en la campaña de Mancera rumbo a la Jefatura de Gobierno; se ha mantenido inamovible en su cargo, y en pocos días será el operador más importante del Jefe de Gobierno, rumbo a la candidatura presidencial.

 

PepeCapitalino@gmail.com

@PepeCapitalino

Imprimir

Comentarios