Ciudad

Patio Tlalpan abrirá el 17 de diciembre; vecinos se oponen

Empleados de Sam´s Club comenzaron a ofrecer membresías; invitan a la “fiesta” de inauguración. En la delegación, aún a cargo de Claudia Sheinbaum, se niegan a mostrar los permisos de apertura

Patio Tlalpan, el centro comercial que fue clausurado por presentar diversas irregularidades en su construcción, está a punto de inaugurarse —17 de diciembre—, esto a pesar de no contar con los permisos de apertura. 

Los vecinos del pueblo de Santa Úrsula se enteraron de la inauguración, puesto que la tienda de conveniencia Sam´s Club ya comenzó a ofertar sus membresías en calles colindantes a la plaza.

Empleados de dicha tienda indicaron a todo aquel peatón o vecino que se les acercaba que la inauguración oficial del centro comercial será el próximo 17 de diciembre.

Incluso los invitaron a “una fiesta en grande” que se realizará para celebrar que Patio Tlalpan “por fin abrirá sus puertas”.

Por tal motivo, los habitantes de Santa Úrsula acudieron a la delegación, que hasta ayer era dirigida por la morenista Claudia Sheinbaum, y solicitaron que se les mostrara el documento que permite a los dueños de la plaza comenzar a operar.

No tuvieron suerte, ya que sólo recibieron negativas del director de Jurídico y Gobierno, Fernando Hernández, quien únicamente les ofreció una mesa de diálogo, a pesar de llevar tres semanas solicitando el documento.

“Pues será hasta el miércoles que el funcionario nos atienda. No entendemos por qué cambiaron de opinión, si ya la habían clausurado y la iban a demoler,” comentó Frida Ortiz, habitante del pueblo originario.

Quienes viven en el pueblo de Santa Úrsula Xitla señalaron que los problemas ya comenzaron pues la falta de agua, el drenaje obsoleto y la movilidad han empeorado desde que se edificó el centro comercial.

“Aún no abre y ya estamos en líos. La falta de agua es constante, nos están cobrando mucho de luz y sabemos que es porque se arreglaron para diferir los costos entre los que vivimos aquí y así que la plaza no pague tanto del suministro eléctrico. Las calles huelen horrible por que las tuberías están tapadas”, indicó Javier Ortiz, vecino de la zona. 

La delegada, Claudia Sheinbaum, se dijo en contra de la construcción de Patio Tlalpan ya que, explicó,  traerá severos problemas de movilidad y servicios a la zona.

Sin embargo, entregó un centro comunitario a vecinos que se oponían a la edificación a fin de obtener su aprobación y que las obras siguieran.

Los vecinos se dicen preocupados por la salida de la morenista ya que no saben si quien se quede a cargo responderá a sus solicitudes.

EL PLEITO. Habitantes del pueblo originario de Santa Úrsula promovieron una demanda en la Quinta Sala Ordinaria del Tribunal de lo Contencioso Administrativo en contra de la construcción del centro comercial, ya que, aseguran, la edificación traería serios problemas de movilidad.

Por ello, el pasado 18 de mayo de acuerdo con la resolución de un juez, se le colocaron sellos de clausura a la plaza y se había determinado que debía ser demolida. Un mes después, la delegación a cargo de Claudia Sheinbaum tuvo que retirarlos por un fallo a favor de la empresa constructora.

Los vecinos gastaron más de 250 mil pesos en estudios para comprobar los problemas que traería la apertura del centro comercial.

Además de que, al ser una zona patrimonial, se debió realizar una consulta con los nativos del pueblo para saber si aprobaban dicha construcción; no obstante, esto nunca sucedió.

El predio de acuerdo con vecinos fue vendido en 2012; tres años después, en 2015, se inició la edificación del centro comercial que tiene una superficie de 101 mil 378.04 metros cuadrados y mil 580 cajones de estacionamiento en un sótano.

Imprimir