Bienestar

Virus Sincicial Respiratorio, peligro de la época invernal

Es la causa más común de enfermedades respiratorias graves en lactantes

El VSR es un virus altamente contagioso

A nivel mundial, el Virus Sincicial Respiratorio (VSR) es la causa más común  de infecciones agudas del tracto respiratorio bajo y es la primera causa de infecciones respiratorias en niños, con un estimado de 33.8 millones de infecciones en niños menores de cinco años, de los cuales, el 10% requerirá hospitalización y está relacionado con la muerte de hasta 199,000 menores, alertó la doctora Edith González Mora.

Y es que, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), durante los meses de diciembre y enero se esperan al menos 16 frentes fríos, lo que podría comprometer la salud de los menores ante las bajas temperaturas; no obstante, la especialista destacó que “si bien hay un incremento de brotes en temporada invernal, particularmente desde el mes de octubre y hasta marzo, es preciso destacar que las infecciones también se presentan prácticamente durante todo el año.”

Si bien todos los bebés conviven con el virus, hay grupos de mayor riesgo para desarrollar la enfermedad respiratoria es por ello que ante este panorama, y considerando que no existe aún vacuna contra este virus, la especialista lanzó un llamado para tomar medidas preventivas, especialmente en los bebés de alto riesgo; es decir, los bebés prematuros (aquellos que nacen antes de la semana 37 de gestación y que no han logrado un total desarrollo pulmonar, además de tener un sistema inmune incompleto), y también aquéllos con cardiopatías congénitas o displasia broncopulmonar, fibrosis quística, que no recibieron lactancia o padecen hipertensión pulmonar entre otros problemas, detalló la doctora González, lo que se puede lograr a través de una inmunidad pasiva o inmunoprofilaxis.

Por presentarse mayormente en época invernal, se considera un virus estacional, es de alto contagio ya que su incubación se da entre 4 a 6 días, y se transmite por tos, estornudos. El tiempo de actividad y acción del virus es de 7 horas en superficies no porosas, 2 horas en la ropa y 30 minutos en la piel.

Se estima que el VSR es la causa de hasta el 75% de todas las bronquiolitis infantiles y el 40% de todas las neumonías pediátricas que, a diferencia de los bebés de término y sin problemas en el corazón, en el caso de población vulnerable pueden requerir hospitalización en cuidados intensivos y ventilación mecánica.

Sus principales síntomas son: Resfriado común, fiebre no muy alta, tos, congestión nasal y disminución del apetito, pero en sus manifestaciones severas se puede presentar  dificultad para respirar, lo que se nota en aleteo nasal, el las costillas y estómago, sibilancias, irritabilidad y fiebre mayor de 39°.

La especialista certificada por el Consejo Mexicano de Certificación en Pediatría detalló que el incremento de dichas complicaciones en la salud está relacionado con la interrupción del desarrollo pulmonar y la inmadurez del sistema inmune al nacer de manera prematura.

La neonatóloga pediatra agregó que “el VSR se manifiesta con fiebre, goteo nasal y tos, sin embargo, de no ser tratado a tiempo, los bebés de alto riesgo que contraen una infección por VSR son susceptibles a desarrollar infecciones respiratorias graves, por ello es necesario tomar medidas preventivas”.

Algunos consejos para evitar la propagación del VSR son: lavarse las manos antes de tocar a un recién nacido, cubrirse la boca si algún adulto o menor padece alguna enfermedad respiratoria, evitar multitudes y acudir con el especialista para dar seguimiento a un tratamiento que ayude a resguardar los pulmones de los lactantes.

En su oportunidad, el doctor José Luis Cañadas, Director Médico de AbbVie México destacó “además de los cuidados en casa y la lactancia materna, las enfermedades ocasionadas por el VSR hoy pueden prevenibles, gracias a los esfuerzos desarrollados para proteger el inicio de vida de la población más vulnerable”. 

Si bien no existe una vacuna para el Virus Sincicial Respiratorio, la única intervención segura que hoy tenemos para evitar que el VSR detone un cuadro respiratorio grave es a través de la inmunización pasiva, que consiste en la administración de un anticuerpo monoclonal que reduce de manera significativa el ingreso a hospitalizaciones.

Con ello –explicó José Luis Cañadas– podemos proteger los pulmones de los bebés de alto riesgo, la inmunización se trata de una intervención aprobada para la prevención de enfermedades graves por Virus Sincicial Respiratorio” puntualizó, además de acompañarse con otros cuidados adecuados.

Finalmente, ambos especialistas coincidieron que el VSR es un virus altamente contagioso y al menos 1 de cada 10 casos requiere atención hospitalaria. “Padres de familia y especialistas debemos trabajar de la mano, toda vez que el VSR puede prevenirse a través de inmunización pasiva, la cual protege a los menores de infecciones respiratorias agudas relacionadas con este virus”, concluyó el doctor José Luis Cañadas.

Imprimir