Más apócrifas y otras verdaderas - Carlos Alberto Patiño | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Viernes 08 de Diciembre, 2017
Más apócrifas y otras verdaderas | La Crónica de Hoy

Más apócrifas y otras verdaderas

Carlos Alberto Patiño

Preguntó José Antonio Dávila sobre la autenticidad de la sentencia “A los amigos, justicia y gracia; a los enemigos, la ley a secas”, atribuida a Benito Juárez. La búsqueda que realicé arrojó sólo dos resultados. Uno, en el portal Alternancia digital, de Ciudad Victoria; el otro, de La Voz del Norte. Ninguno da fuentes para acreditar el dicho.

El primero relata una anécdota del general juarista Sóstenes Rocha, a la hora del levantamiento del Plan de La Noria, de Porfirio Díaz. Ocurrió que el general porfirista Manuel Negrete fue derrotado por su gran amigo, el general Rocha. Huyó y buscó refugio en donde nadie lo buscaría... en la casa de su vencedor.

Cuando Rocha llegó a su domicilio,—siempre según Alternancia Digital, y encontró a Negrete, no tuvo más remedio que guarecerlo.

Más tarde, don Benito inquirió sobre la batalla y el destino del enemigo. ¿Qué fue del rebelde Negrete, preguntó el Presidente? Rocha respondió que el general se había salvado. ¿Cómo? ¿Huyó?, dijo Juárez. No, informó el militar, se salvó y fue a refugiarse en mi casa, es mi amigo y mi compadre. A Juárez no le simpatizaba Negrete. Ordenó: Cumpla con su deber, Sóstenes. El soldado preguntó: ¿Debo entregarlo para que lo fusilen? No, lo que ordeno es que cumpla con su deber de amigo, dijo el prócer.

Es la anécdota, pero nada de la célebre expresión.

El artículo de La voz del Norte es de Carlos Lavia Figueroa, historiador y cronista oficial de Cuernavaca.

Da por buena la autoría de la expresión simplemente porque considera a Juárez muy capaz de esa parcialidad, como fue capaz de aceptar el tratado McLane-Ocampo que permitía el libre paso de tropas estadunidenses por territorio mexicano a cambio del apoyo de EU al gobierno liberal enfrentado con los conservadores en la Guerra de Reforma.

El autor también ejemplifica la conducta de Juárez contrastando el perdón al príncipe de Salm-Salm,—por mediación de su esposa Agnes,— con la negativa de otorgarlo a Maximiliano, de igual manera solicitado por la mujer.

Del origen de las palabras, nada.

A ver si nuestros amigos historiadores nos ayudan.

Sobre la falsas citas célebres, el lector Fernando Jaramillo nos envía, desde Colombia, la referencia de un poema del estilo del achacado a García Márquez y falsamente atribuido a Jorge Luis Borges.

Se llama “Instantes” o, a veces, “Momentos”. Comienza así: “Si pudiera vivir nuevamente mi vida/ En la próxima trataría de cometer más errores/ No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más./ Sería más tonto de lo que he sido, de hecho/ tomaría muy pocas cosas con seriedad...”

Termina así: “Pero ya ven, tengo 85 años.../ y sé que me estoy muriendo”.

 

La autora sería Nadine Stair, una anciana de Louisville, Kentucky. Otras fuentes lo atribuyen a Don Herold, un humorista y caricaturista estadunidense.

Alberto José Segrera Tapia, maestro en la Universidad Iberoamericana, nos hace llegar otro poema del mismo estilo, esta vez atribuido a Pablo Neruda.

He aquí un fragmento:

 

…“Muere lentamente quien se transforma en esclavo de los hábitos,/ Quien no se arriesga,/ Quien evita una pasión/ Quien no arriesga lo cierto por lo incierto,/ Quien abandona antes de empezar,/ Quien se queja de su mala suerte,/ Quien no viaja, ni lee, quien no sueña,/ Quien no confía, quien no lo intenta,/ Quien no ama (...)/Lo contrario, es estar vivo”.…”

La verdadera autoría es de la brasileña Martha Medeiros.

Me preguntaron sobre “Más vale morir de pie que vivir de rodillas”. Tiene diversos autores, entre los que están El Che Guevara, La Pasionaria (Dolores Ibárruri) y Emiliano Zapata. Con tantos progenitores es difícil encontrar al genuino.

De “Se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo”, supuesta voz de Abraham Lincoln, no hay constancia ni en los periódicos ni en sus memorias ni en sus discursos.

Ésta es más o menos opuesta al dicho de Joseph ­Goebbels, el genio de la propaganda nazi, en torno a que “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”. No hay prueba directa, pero en sus diarios y en sus principios de propaganda, el tema es subyacente.

Algunos lemas o las llamadas frases célebres sí tienen autor identificado. Es el caso de “Sufragio efectivo, no reelección”, el paradójico eslogan con el que Porfirio Díaz remataba el Plan de la Noria.

Al mismo Díaz se le endilga la famosa sentencia “Mátalos en caliente”. La polémica es amplia. El gobernador de Veracruz Luis Mier y Terán enfrentó una rebelión lerdista en Tlacotalpan. Pidió instrucciones a Díaz, quien habría respondido con un telegrama dando la orden. Fuentes diversas señalan que el dicho fue: “Si los sorprendes in fraganti, mátalos inminenti” O bien: “Cogidos in fraganti, mátalos en caliente”. La cuestión es que el famoso telegrama nunca ha aparecido. Hay quienes dicen que la esposa de Mier y Terán lo llevaba siempre consigo, en un relicario, para defender a su marido.

De Álvaro Obregón es conocida la expresión “No hay general que aguante un cañonazo de cincuenta mil pesos” y aquella con la que presumía de su sentido político: “La tengo muy buena (la vista). Imagínese que alcancé a ver la Presidencia desde Huatabampo”.

Otra del mismo hombre, ésta dicha a Vasconcelos: “En este país, si Caín no mata a Abel, Abel mata a Caín”.

Cerraré con la multicitada réplica del ciclista Porfirio Remigio a una pregunta sobre los contendientes en una Vuelta Ciclista, que amenazaban con derrotarlo cuando él estaba a punto de coronarse: “Para mí que todos son ojetes”. Lo constatan dos fuentes inmejorables.

.-.-.-.-.-.-

Regaños.

El profesor Segrera Tapia encontró estos gazapos en las páginas de nuestro diario.

En la página 21 del sábado 25 de noviembre: “René García es un médico que a finales de la década de los setenta, trabajaba en el servicio de radiología de uno de los hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social, él cuenta que fastidiado del trabajo burocrático, decide irse a buscar así mismo a la India en 1980. A su regreso, entre 1980 y 1983, abre una casa comunitaria que destina para la contemplación y que está disponible a cualquier persona que quiera conocerse y aceptarse así misma...”

Así mismo”, “Así misma”  es clara metida de pata: A sí mismo, A sí misma.

El sábado 2 de diciembre de 2017, en la página 14: “Las ganancias mensuales de estos altruistas ascienden, en promedio, a 25 mil pesos mensuales”.

Las ganancias mensuales son de cada mes. Vaya.

El sábado 2 de diciembre de 2017 en la página 23: “Honduras vive su cuarto día de caos, graves disturbios y máxima tensión, tras las denuncias de la oposición de que el gobierno gestó un fraude, tras el interminable escrutinio de votos, tras las elecciones presidenciales del pasado domingo…”

Tras, tras, tras.

.-.-.-.-.-.-

Gutapercha es la resina y también el árbol malayo que la produce. Es translúcida sólida, flexible e insoluble en agua. Se usa en los forros de cables conductores y tiene aplicación en la odontología desde el siglo XIX. El Arca de Arena agradece a Francisco Báez la sugerencia de la palabra. Respondieron Hugo Martínez, Tarsicio Javier Gutiérrez Espinosa, Marielena Hoyo y Octavio Martínez, quien entre otros datos nos aporta el de que a las primera bolas de golf se les llamaba “guty”, por estar hechas con este material.

Consciente El Arca de Arena de que se trata de una de esas palabras criticadas por ser poco conocidas, dará un conjunto de pistas. Es una forma de llamar a un manual. Las dos primeras sílabas coinciden con las de la palabra que describe la acción de formar quistes. Las siguientes letras coinciden con las tres centrales del lanzador que inicia un juego de beisbol. Las letras finales son equivalentes a la palabra que designa a un átomo que gana o pierde un electrón.

 


caralpat@gmail.com
@caralpat
http://giroscronica.blogspot.mx

 

 

 

Imprimir

Comentarios