Imperativa, la corresponsabilidad y transparencia en el gasto público de los estados y municipios - Ma. del Rocío Pineda Gochi | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 13 de Diciembre, 2017
Imperativa, la corresponsabilidad y transparencia en el gasto público de los estados y municipios  | La Crónica de Hoy

Imperativa, la corresponsabilidad y transparencia en el gasto público de los estados y municipios

Ma. del Rocío Pineda Gochi

Desde una perspectiva económica, el presupuesto de egresos es una de las principales herramientas de política pública con las que cuenta el gobierno para realizar sus funciones y obligaciones jurídicas. Decía el economista socialista Rudolf Goldscheid que “el presupuesto es el esqueleto del Estado, privado de todas las ideologías engañosas”. Es decir, es en el presupuesto donde realmente se establecen las acciones y prioridades que ejecuta la administración en turno a través del gasto público.

En este sentido, tanto en el presupuesto como en el ejercicio del gasto, se tiene la capacidad de inducir cambios cualitativos y cuantitativos en la sociedad para generar empleo, crear infraestructura, detonar el crecimiento y desarrollo económico, generar condiciones de igualdad mediante la redistribución del ingreso nacional. Aunque “teóricamente” y jurídicamente los gobiernos –en todos sus niveles– tenemos la responsabilidad de asumir estos principios, en algunas ocasiones existen “vicios” presupuestales que se alejan de la transparencia y la eficiencia del gasto.

Debemos destacar, que a pesar de que nuestro país vive entornos volátiles y de complejidad económica internacional, presiones del gasto por servicios de deuda y de pensiones, bajas en los precios y la producción petrolera, entre otros rubros,  el gobierno en turno ha logrado mantener finanzas públicas sanas, estabilidad macroeconómica, expectativas de crecimiento, e inclusive, se planteó desde el año pasado revertir el déficit primario para que por primera vez –desde 2008–, tengamos un superávit primario, cuyo objetivo principal, es contener el endeudamiento público que ha venido creciendo desde el 2007.

Sin embargo, a nivel estatal y municipal el proceso presupuestario se aleja de los criterios federales de eficiencia y austeridad, y en algunos casos, incumplen normas de transparencia y de rendición de cuentas. De acuerdo al Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2017, realizado por el Instituto Mexicano de la Competitividad, los gobiernos estatales violan la Ley General de Contabilidad Gubernamental, al no reportar de forma armonizada y homologada su información, y al hacer un mal uso de “la creatividad contable”.

Refiere dicho estudio que los estados presentan un desorden financiero, es decir, subestiman sus ingresos, gastan más de lo presupuestado y se endeudan más de lo planeado. Por ejemplo, en el ejercicio 2016 los estados obtuvieron 15 por ciento más de ingresos adicionales. Estos excedentes son equivalentes al 49 por ciento del saldo de la deuda pública estatal, que asciende a más de 515 mil millones de pesos. Por el lado del gasto, las entidades federativas ejercieron cerca de 224 mil millones de pesos adicionales a lo presupuestado, es decir, 14 por ciento más de lo aprobado. También tuvieron incrementos importantes en el gasto en comunicación social (139 por ciento más de lo presupuestado) y el gasto en burocracia (16 por ciento). Respecto al endeudamiento, los 32 estados contrataron una deuda de cerca de 21 mil millones de pesos, que equivalen a un 86 por ciento adicional a lo presupuestado.

Estas cifras reflejan una falta de corresponsabilidad por parte de los estados y de los municipios. Es evidente que existe una mala planeación y falta de control de sus finanzas públicas. Coincidimos que ante la opacidad y el incumplimiento de sus obligaciones de  transparentar su información financiera, la discrecionalidad con la que ejercen sus ingresos excedentes y las variaciones injustificadas entre el presupuesto aprobado y el monto de su gasto, es importante revisar y fortalecer el marco jurídico en estas materias.

Ante esta situación, en el Senado de la República estamos impulsando modificaciones importantes a la  Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios para dotar de mayor certidumbre a los estados en la elaboración de sus paquetes económicos. Además se busca ampliar el destino de los ingresos excedentes y condicionar que el 5 por ciento se destine al gasto corriente de manera parmente. En la medida que logremos hacer eficiente y transparente el ejercicio del gasto en todos los niveles estaremos en la posibilidad de lograr los cambios cualitativos y cuantitativos para el bienestar de los mexicanos.

Senadora de la República

Michoacán de Ocampo

@RocioPinedaG

Imprimir

Comentarios