Norberto Rivera, genio y figura… - Leopoldo Mendívil | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 14 de Diciembre, 2017
Norberto Rivera, genio y figura… | La Crónica de Hoy

Norberto Rivera, genio y figura…

Leopoldo Mendívil

CARD. CARLOS AGUIAR RETES,

NUEVO ARZOBISPO DE MÉXICO:

+Olvida la palabra verdad;

prefiere la palabra autenticidad

Albert Jacquard

 

Si esto fuera una contienda deportiva, ya muchos estaríamos lanzándole porras por la línea eclesial y moral que determinará su acción en la Arquidiócesis de México.

Su iglesia mantuvo aquí a Norberto Rivera Carrera contra el sentimiento de una cifra desconocida pero sin duda muy alta de católicos, practicantes o alejados, agnósticos y enfurecidos y otros que en algún momento de la vida topamos con sacerdotes como él, traidores a su religión y a su Dios…

Incluso muchos que simplemente fuimos sus amigos.

… Porque una vez conociendo sus motivaciones, tan alejadas del lado positivo de su iglesia, monseñor Aguiar, no era posible creer en el hombre que usted viene a sustituir.

Y gracias a él, muchos que sin pertenecer a/ni creer en su iglesia, cardenal, con todo respeto, llegamos a amar al papa Juan Pablo II, como hombre de Dios que le supusimos y no pudimos soportarle ser el respaldo principal del pederasta Marcial Maciel y, por ende, el jefe de Norberto y quién sabe de cuántos más ese imperio de codicia y miseria moral en que se movían destruyendo psicológicamente a las legiones de niños y niñas de los que abusaban sexualmente bajo el cobijo de su asquerosa e inexistente santidad.

Repito que en esas condiciones sostuvieron a Marcial, a Norberto y al resto de la banda pederasta diseminada en todo el mundo hasta que Benedicto, todavía en su personalidad del cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, denunció ante el papa Juan Pablo II a Maciel y recibió una rotunda negativa más la orden de cerrar ese caso, ya como pontífice procedió a retirar del sacerdocio al creador de los Legionarios de Cristo, pero mantuvo intocado en México a Norberto, incluso a pesar de las denuncias penales que desde entonces han pesado sobre él por la protección que brindó a otros sacerdotes pederastas.

Pero además, como ya usted, monseñor Aguiar, lo denunció públicamente, don Norberto ni siquiera supo ser buen administrador de los bienes humanos y materiales de su iglesia… ¿Cuántos fieles abandonaron sus creencias católicas durante el tiempo en que Rivera Carrera estuvo al frente de la Arquidiócesis de México y quizás incluso como obispo de la Diócesis de Tehuacán que antes encabezó? Usted debe conocer esas cifras y supongo que se hace la misma pregunta que muchos hicimos sin obtener respuestas.

En mi caso, quiero decírselo, cardenal, corté la relación con su antecesor —que para mí, en lo moral simplemente, me resultó muy valiosa, mientras ignoré el asunto de la pederastia— cuando en una época navideña como la actual, el cardenal Rivera fue a oficiar una misa al reclusorio capitalino de mujeres y lanzó un ataque público, cínico y descarado contra mis colegas que ya lo acusaban, calificándolos de “prostitutas y prostitutos de la prensa”.

Se va, por fin, el cardenal Norberto Rivera Carrera, jubilado, no cesado como debió ser; pero en fin, se va.

A usted, cardenal Aguiar, le deseo todos los éxitos en la tarea que le ha encomendado Francisco, el papa que la humanidad —mucho más allá de su iglesia—, necesitaba…

Que su Dios y el Mío le despejen el camino, cardenal arzobispo Aguiar.

 

Internet:  m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Imprimir

Comentarios