La Esquina

La Esquina

Cuando la justicia se corrompe, el ciudadano pierde en la práctica sus derechos. El presidente de la Suprema Corte ha puesto el dedo en la llaga del sistema. La disciplina del Poder Judicial es imprescindible para que no haya mexicanos de primera y de segunda, como desgraciadamente sucede.

Imprimir

Comentarios