AMLO, podría ser Presidente: Fitch

Claudia Villegas Cárdenas

La agencia calificadora Fitch Rating sí tiene entre sus escenarios para el análisis de la evolución de la economía mexicana que el político tabasqueño pudiera llegar a la Presidencia de la República. Después de que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) viajó a Nueva York para reunirse con analistas e inversionistas, la competencia de Fitch, la calificadora Standard & Poor´s aseguró que con AMLO en el Poder Ejecutivo la economía mexicana no perdería estabilidad. Ahora para Fitch, AMLO no representa un riesgo para las finanzas públicas. En otras palabras, entre el discurso político y el mensaje que AMLO llevó a los inversionistas de Wall Street hay un cambio importante. Es cierto, sin embargo, que AMLO no ha hablado de desconocer reformas estratégicas como la de energía o telecomunicaciones. Sí ha dicho, en cambio, que desconocerá la reforma al sector educativo. Ese tema no le preocupa mucho a los hombres del dinero. Para ellos el cambio estructural de un país no es tan relevante con los dividendos de corto plazo.  
Para Fitch Ratings, mientras tanto, tampoco hay señales de alerta respecto al nivel de deuda pública, a pesar de que ya se encuentra en proporciones del 50%. Resulta que, desde el año pasado, las calificadoras observan una disminución en el nivel de apalancamiento del gobierno federal. No haberlo hecho, por cierto, hubiera representado el riesgo de que estas evaluadoras revisaran a la baja la calificación que la deuda soberana, una verdadera tragedia más allá de la depreciación del tipo de cambio del peso frente al dólar, del incremento en la inflación o las tasas de interés.  
Fitch Ratings también está observando con mucho cuidado la renegociación del TLCAN en América del Norte. Sin embargo, confía en que se mantenga este acuerdo para los tres países. El problema, por ahora, es que se cruzan las negociaciones con el proceso electoral, lo que podría retrasar la revisión de las condiciones del comercio con Estados Unidos y Canadá.
Por ahora, Fitch modificó de “Negativa” a “Estable” la calificación para México después de que el gobierno federal se comprometió a cuidar el comportamiento de la deuda. Esperemos que lo cumpla después de julio próximo. Aunque Fitch revisó a 2.2 por ciento su expectativa de crecimiento para el PIB, considera que, al menos durante 2018, se observa un comportamiento estable después de que el crecimiento de la deuda se desaceleró. Así que AMLO podría llegar a la Presidencia con condiciones de establidad y un bajo crecimiento de la economía. 


claudiavillegas @revistafortuna.com.mx

Imprimir

Comentarios