Saldos del 2017

René Arce

Se acaba un año más de este siglo, la humanidad después de la Segunda Guerra Mundial en los años 30 y 40 del siglo pasado, sólo había conocido guerras regionales en algunos continentes; ahora empieza a haber brotes de nacionalismos peligrosos en países que se hubiera asegurado que ya estaban vacunados de este mal. La separación de la Gran Bretaña de la Unión Europea, así como la llegada de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos, aunado al despotismo del gobierno de Vladímir Putin en Rusia auguran tiempos difíciles para este siglo. La extrema derecha nacionalista y xenófoba sigue creciendo en número de partidarios, esperando crisis de la democracia para arribar al poder, tal y como lo lograron Mussolini y Hitler, quienes llegaron a través del voto, imponiendo el fascismo y el nacionalsocialismo, introduciendo al planeta en una carnicería espantosa.
Donald Trump y Vladímir Putin aspiran a lograr sus objetivos supremacistas, aunque siguen enfrentándose, afortunadamente, a instituciones internacionales y países comprometidos con la democracia que hasta ahora han evitado que lleguen a sus objetivos. En Estados Unidos particularmente, los Poderes Legislativo y Judicial, así como los medios de comunicación han sido la barrera a las incontinencias de su Presidente.
Por otro lado, al terrorismo fundamentalista de origen islámico, Trump, con su provocación de instalar la embajada norteamericana en Jerusalén, le ha dado el mejor pretexto para incentivar sus ataques y ganar adeptos en todo el mundo. Continúa también el Presidente Norteamericano, jugando a las bravuconadas nucleares con el orate dictador de Corea del Norte.
El independentismo catalán, exacerbado por planteamientos demagógicos y extremistas, es parte de esa ola nefasta que intenta olvidar  la historia  reciente de dos guerras mundiales y piensa que dinamitar instituciones es la solución a los problemas que la democracia aún no ha podido resolver. Es positivo dentro de toda esta confusión, que afortunadamente haya más voces de la sociedad comprometidas con la paz mundial, con una mejor distribución de la riqueza, con la cooperación entre naciones y con la protección del medio ambiente en el planeta.
En México terminamos este año con severos problemas que afectarán el desarrollo del futuro inmediato. La administración de Trump con su política racista antiinmigrante, su intento proteccionista de modificar o abandonar el TLC, la aprobación de la reforma fiscal, sólo vislumbra mayores dificultades económicas y sociales para nuestro país. Será complicado enfrentar esta embestida con un Poder Ejecutivo Federal que perdió la legitimidad ganada en el primer año de gobierno con las reformas estructurales debido a la cleptocracia genética priista que se dedicó a saquear al país con una corrupción galopante. La casa blanca, OHL, Odebrecht, gobernadores ligados al narcotráfico y recientemente el saqueo del dinero de las haciendas federal y estatales para campañas del PRI, son sólo una muestra de la cloaca por destapar si el PRI es echado de la Presidencia y pierde el control del Congreso. Por ello es que el priismo y sus aliados han saboteado la implementación del Sistema Nacional contra la Corrupción.
A lo anterior habrá que agregar el rotundo fracaso que el gobierno de Peña Nieto ha tenido en materia de paz, seguridad y justicia. Más de 60 personas han sido asesinadas diariamente en este sexenio, 14 más de los victimados diariamente en el gobierno de Calderón. 2017 será el año, desde que se realizan estadísticas en este rubro, en el que más asesinados ha habido a lo largo de 365 días. 25 mil personas han perdido la vida de esta manera; con ello, ha quedado claro que la estrategia inaugurada por Calderón y continuada por Peña ha sido un error monumental, la concentración de toda la política de seguridad en la Secretaría de Gobernación fue la tumba para las aspiraciones de Osorio Chong de obtener la candidatura a la Presidencia de la República por el PRI.
2018 será el año en que los mexicanos tengan la oportunidad de evaluar y castigar con su voto a quienes no cumplieron con sus promesas. Asimismo la posibilidad de elegir a quienes representen un verdadero cambio de régimen para obtener resultados que beneficien a la mayoría de los mexicanos.

 


renearcecirigo@gmail.com
Fb: René Arce
Web: renearce.com
Tw:@renearcemx

Imprimir

Comentarios