Deportes

Junya Ito, la joya que anhela Grupo Pachuca

Junya Ito, mediocampista del Kashiwa Reysol de su país natal, Japón, es una de las joyas que Grupo Pachuca (GP) busca traer a México para alguno de estos dos destinos: León o Pachuca.

Debido a la gran comunidad japonesa radicada en el bajío, específicamente en la capital mundial del zapato, GP estudia la posibilidad de llevar a Ito, pero las negociaciones se encuentran estancadas, ya que el salario que exige el habilidoso jugador, además del costo del traspaso resulta muy alto para el medio mexicano, aunque el volante nipón ya fue contactado por la directiva.

En un principio se pensó que el japonés podría ser compañero de Honda, pero la realidad es que la directiva desea tener a un asiático en León, un elemento de calidad que aporte al equipo y guste a la afición.

Hasta el momento todo está detenido, por lo que se sabe difícilmente GP soltará tanto dinero por el futbolista del que se hablan muy buenas cosas.

Ito, de 24 años de edad, debutó en el Ventforet Kofu en 2015 y sólo una temporada después pasó al Reysol, donde actualmente destaca por ser un elemento que presume de velocidad y técnica, aptitudes que suelen buscar tanto Tuzos, como Esmeraldas entre los jugadores que contratan.

Por ahora una de las trabas que ha encontrado Grupo Pachuca para lograr el fichaje del japonés es el alto costo de sus derechos, ya que el precio se ha disparado al mantenerse entre los posibles convocados por el técnico de la Selección de Japón, Vahid Halilhodzic, de cara a la Copa del Mundo de Rusia 2018.

PARAGUAYO GONZÁLEZ YA ES TUZO. Luego de no clasificar a la Liguilla del Apertura 2017 y quedar en el tercer lugar en el Mundial de Clubes, Pachuca hizo oficial la contratación del paraguayo Walter González, quien tiene 22 años juega como delantero y también lo buscaron equipos como Tigres y Pumas en el futbol mexicano.

González, proveniente del Olimpia de su país, se convertirá en un refuerzo invernal más para el conjunto hidalguense que dieron de baja al seleccionado chileno Edson Puch, que se fue al Querétaro y el uruguayo Jonathan Urretaviscaya, quien tras la final de Copa que perdió Pachuca y se incorporó al Monterrey.

Walter fue transferido del Olimpia al Arouca de Portugal, donde en seis meses anotó 9 goles en 18 partidos.

Además los Tuzos incorporaron al veterano Christian Chaco Jiménez, quien jugaría su última etapa como profesional en Pachuca, el defensa colombiano Dairon Mosquera, quien llega del Independiente de Santa Fe, Sebastián Palacios y Kekuta Manneh de Gambia.

Manneh es una incógnita para el medio futbolístico mexicano, viene de la Major League Soccer (MLS), donde jugó para Columbus Crew y Vancouver Whitecaps de 2013 a 2017, en ambos equipos pudo marcar 26 goles y 15 asistencias en un total de 120 partidos.

Se probó en el equipo Unión Berlín de la Segunda División del futbol alemán, pero no se quedó, es un extremo izquierdo que le pega con ambas piernas, es gambiano naturalizado estadunidense de 22 años y 1.75 metros de estatura y costó al Pachuca poco más de 800 mil dólares.

Pocos son los africanos que han dado buenos resultados en el futbol mexicano, como la temible pareja formada por Kalusha Bwalya de Zambia con Francois Omán Biyik de Camerún, quien en tres años anotó 49 goles con las Águilas del América, dirigidas por el holandés Leo Beenhakeer.

Otro africano de buen rendimiento actualmente, es Djaniny Tavares de Cabo Verde, quien juega para Santos Laguna, equipo con el que ya obtuvo un título de Liga y otro de Copa en el futbol mexicano. Recordar también a Alain Nkong de Camerún, pieza importante en el título de Atlante en el Apertura 2007.

Muchos más son los jugadores del continente negro que han venido a probar suerte en nuestro país, pero sin ningún éxito como el camerunés Jean Claude Pagal que jugó sin pena ni gloria un par de partidos con América, Achille Emaná de Cruz Azul que cobró un año sin jugar.

Clifford Aboagye de Ghana es otro caso que se la ha pasado lesionado y no ha rendido con Atlas, el nigeriano Ikechukwn Uche que era una bomba para Tigres y no pasó nada con él, o bien Joseph Tchango que militó con Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara en los años noventa.

Imprimir