Mundo

Terroristas matan a 16 fieles cuando salían de misa de Año Nuevo en Nigeria

Al menos dieciséis personas murieron en el ataque de unos pistoleros no identificados a la salida de una misa de Año Nuevo en el estado de Rivers, en el sureste de Nigeria, informaron ayer las autoridades de ese país africano.

El suceso tuvo lugar en la localidad de Omoku, a unos 90 kilómetros al noroeste de la capital estatal, Port Harcourt, y la Policía sospecha que los autores podrían pertenecer a alguna de las sectas cristianas fanáticas que operan en la región.

El gobernador de Rivers, Nyesom Wike, ofreció una recompensa de 200 millones de nairas (556 mil dólares) a quien pueda ofrecer información relevante sobre los autores de los asesinatos.

Rivers se encuentra en el delta del río Níger, una zona rica en petróleo en la que operan diversos grupos armados que reclaman que una mayor parte de los beneficios derivados del crudo vayan a parar a los habitantes de la zona para mejorar sus condiciones de vida. Estas organizaciones suelen atacar plantas petrolíferas para secuestrar a trabajadores extranjeros, por cuya liberación piden elevados rescates.

La zona ha disfrutado de una relativa calma desde que el gobierno nigeriano y los grupos armados acordasen una tregua el año pasado.

El anterior ataque de pistoleros registrado en Rivers data de octubre de 2017.

Imprimir