Tener un alcalde así...

Marielena Hoyo Bastien

Los expertos auguran que este 2018 será un

 año muy difícil. Siendo de esa manera, más lo

que la vida nos vaya deparando en lo personal,

propongo ponerle buena cara.

Una amplia sonrisa dobla al más ogro.

 

Y con tan positiva actitud pretendo iniciar las colaboraciones del año, observando en primer instancia, dos situaciones ajenas al tema que provocó el título del presente texto.

La primera, aprovechando que ya dispone de más tiempo para atender asuntos domésticos, para recordar al Dr. Miguel Ángel Mancera un pendiente que mantiene inexplicablemente atorado, y que de no sacarlo a la brevedad le comerán el mandado federalmente. Me refiero a las reformas y adiciones a dos legislaciones locales que atenderían, tan adecuadamente como se debe, el importantísimo punto de los Perros de Asistencia, iniciativa que ampliamente consensuada entre la sociedad civil y votada por unanimidad en la todavía Asamblea Legislativa del Distrito Federal, es asunto que desde el 25 de mayo del 2015 sigue aguardando por su publicación en la Gaceta Oficial. Ello, pese a que el mismísimo Jefe de Gobierno se comprometió públicamente a que tal paso se diera. Sin embargo seguimos a la espera y mientras, varios Diputados de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables están promoviendo (¡aplauso!) regular el uso de “perros guía o de asistencia médica”, con el fin de que quienes se apoyan con tales ejemplares y los mismos animales tengan, a nivel nacional, paso franco a cualquier lugar y transporte. Se trataría de disposiciones que marcarían derechos para los binomios y responsabilidades comunitarias para con los caninos, propósito casi exacto al programado para la CDMX, por lo que, incluso, los textos pudieran homologarse…

La segunda, es para solicitarle encarecidamente al titular de la SEMARNAT, Rafael Pacchiano, que deje ya de intentar vernos la cara con el ASUNTO VAQUITA. La regaron… todos, y toda esa cantidad de “expertos” a los que se les advirtió el riesgo, pero que se la creyeron. Más de ahí, a que la marsopa haya muerto de un paro cardiaco no relacionado con su captura, hay un buen trecho.

Según declaraciones mediáticas del Secretario, emitidas además en fechas muertas, el valioso animal perdió la vida por su avanzada edad… no a consecuencia de una miopatía por captura… ¡ajá!… cuento chino que hasta pena ajena da que lo respalden los 60 versados que supuestamente intervinieron en el manejo, y que solo atinaron a capturar una cría y una dizque hembra viejita, que para tal caso no merecía morir de terror como sucedió, tras haber sobrevivido ese tiempo a los humanos.

Reto a que prueben hablarnos con la verdad y no con tautología, pues lo que corresponde aquí es reconocer y explicar cien-ti-fi-ca-men-te LA CAUSA que provocó que el corazón del invaluable mamífero se detuviera. ¿Me siguen?...

Una vez desahogado lo anterior, les cuento que por un accidente he debido permanecer inmovilizada, y por lo tanto pudiendo ver televisión a mis anchas. Teniendo entonces el mando absoluto del control, paré en una película canadiense de dibujos animados infantiles, que aunque de manufactura canadiense y corte totalmente francés, lleva por título, en español: El Gallo Clueco, y en inglés: Rooster doodle-doo. No vean qué fondo de peli, tanto, que debería ser de consumo obligado para quienes este año serán votados como alcaldes o alcaldesas de la CDMX. Analizar cada paso, hechos y palabras que expresa particularmente el protagonista, y lo que en realidad significan su gallo y el burrito, amerita ver el filme más de una vez. Es tan detallado, que cuando el alcalde descifra que fracasó al frente de su comunidad, renuncia al cargo y se marcha, no obstante tratarse del más trabajador y eficiente personaje de todo el magnífico pueblito francés recreado, comunidad que para más, ¡OJO!, lo rescata de su equivocación. Cada figura que aparece existimos en cualquier parte del mundo y, EL TEMA, también es universal.

Tan bueno me resultó el guión, que si cualquier aspirante me ofreciera imitar a este alcalde de caricatura, a ciegas votaría por él o por ella, sin omitir que además, a lo lago de la producción, queda expresado muy claramente el respeto que debemos a los animales. Les dejo el link:

https://www.youtube.com/watch?v=o7TByMlDVRY&feature=youtube_gdata_player

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Imprimir

Comentarios