Nacional

Asesinan a ex alcalde de Mixquiahuala, Hidalgo

Su cuerpo y el de su hijo fueron hallados al interior de su domicilio. Se desconocen motivos del crimen

Localizaron al exalcalde de Mixquiahuala, Miguel Ángel Licona Islas, y su hijo sin vida al interior de su domicilio, con aparentes impactos de arma de fuego.

De acuerdo con información de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), el reporte fue recibido a las 8:46 horas de este miércoles, cuando se informó a las autoridades del hallazgo de dos cuerpos dentro de un domicilio en la calle Leona Vicario del referido municipio.

Los cuerpos fueron identificados por autoridades y se confirmó que tanto el exedil como su hijo perecieron por impactos de arma de fuego, que pudieron observarse desde fuera del domicilio.

El lugar fue acordonado por elementos de Seguridad Pública Municipal y minutos más tarde arribó personal de la PGJEH y de la Policía Investigadora, que laboraron en el área para determinar cuántos disparos y desde dónde se realizaron.

Por lo hechos se inició una carpeta de investigación para adelantar las indagatorias correspondientes y dar con el paradero del o los presuntos responsables.

Hasta el cierre de esta edición se desconocía el móvil del crimen, así como la identidad de los probables responsables.

Trascendió que los hechos ocurrieron durante la madrugada; sin embargo, fue hasta la mañana de este miércoles en que los cuerpos fueron localizados.

Cabe mencionar que Licona Islas fue alcalde en el periodo comprendido de 1991 a 1994 y tenía 82 años, mientras que su hijo contaba con 39 años.

VERSIÓN OFICIAL. Confirmaron las autoridades el asesinato del exalcalde y su hijo, de iniciales M.A.L.P., en su domicilio, los primeros informes sugirieron que el atentado se registró la madrugada del miércoles.

En el lugar de los hechos se presentaron elementos de Seguridad Pública Municipal y estatal, quienes acordonaron el lugar para realizar las investigaciones pertinentes.

Por su parte peritos de la PGJEH realizan las indagatorias de ley sobre los hechos suscitados en el referido domicilio.

Al arribar el personal de la dependencia estatal se observó que los cuerpos de ambas personas presentaban heridas por proyectil de arma de fuego.

Personal de la Dirección General de Servicios Periciales (DGSP) y Policía Investigadora aún trabaja en el procesamiento del lugar de los hechos, para conocer el motivo.

 

El recuento

Desde hace varios años ser alcalde en México es un cargo de alto riesgo, pues algunos son amenazados, sufren atentados o en el peor de los casos son ejecutados presuntamente por miembros del crimen organizado.

En los últimos 11 años han sido ejecutados al menos 112 presidentes municipales en funciones y exediles de todos los partidos; en casi todos los delitos ha prevalecido la impunidad, según cifras de la Asociación Nacional de Alcaldes (Anac) y de la Autoridades Locales de México, A.C. (AALMAC).

De acuerdo a la Anac, los años 2010 y 2014 fueron los más letales, en el primer caso, para alcaldes en funciones, y en el segundo para exalcaldes, en cada año se registraron 17 asesinatos.

Durango, Michoacán, Oaxaca, Veracruz, y Morelos son los estados con mayor riesgo para los alcaldes en México, seguido del Estado de México, Guerrero, Puebla y Tamaulipas.

Chiapas, Chihuahua, Coahuila, Colima, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Nuevo León, San Luis Potosí, Tabasco y Zacatecas también son peligrosos para los alcaldes.

En los últimos 11 años, la cifra de alcaldes en funciones, electos y exalcaldes ejecutados de manera violenta es de 112.

Por ello, la Asociación Nacional de Alcaldes pidió a la Secretaría de Gobernación la creación de protocolo de seguridad para Alcaldes, ya que de 2006 a la fecha, han sido ejecutados 51 alcaldes en funciones, nueve alcaldes electos, y 49 exalcaldes.

El PRI es el que ha sufrido más asesinatos en sus filas con 43; seguido del PRD con 25; y el PAN con 15.

Entre 1995 y 2014 existieron 494 ataques de cárteles de la droga y de otros grupos del crimen organizado en contra de autoridades, candidatos y activistas políticos municipales. El 90 por ciento fueron entre 2007 y 2014, como resultado, el 53 por ciento de los ataques terminaron en homicidios, detalla el informe.

 

 

 

Imprimir