Rogelio Cerda

El titular de la Profeco actúa como un verdadero procurador, es decir, como un defensor de quien se ve victimizado por una acción ajena a la norma. Llama además por su nombre a quien, so pretexto del aumento del dólar, del gas o de otros insumos, dispara el precio de la tortila. Claro que puede haber modificaciones necesarias, pero sólo a partir del incremento en el costo de la producción. Aumentar al tanteo es simplemente un acto sin decoro, como bien dice el titular de Profeco.

Imprimir

Comentarios