Guía básica para entender la revuelta social en Irán | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 03 de Enero, 2018

Guía básica para entender la revuelta social en Irán

Guía básica para entender la revuelta social en Irán | La Crónica de Hoy

1 .- ¿Qué motivó el estallido popular y cuándo comenzó?

El 28 de diciembre miles de iraníes se manifestaron de forma espontánea en Mashad (segunda ciudad del país) para protestar contra el anuncio del gobierno de subida de algunos productos básicos.

2.- ¿Cómo acabó la protesta en una abierta rebelión en todo Irán?

Al igual que ocurriera con la Primavera Árabe, las redes sociales tuvieron la culpa. Antes de que las autoridades pudieran reaccionar mediante la censura, millones de internautas iraníes vieron las imágenes de ciudadanos corrientes, sin ningún motivo partidista ni un líder que los dirija, lanzando eslóganes nunca antes escuchados en público en las últimas tres décadas, como “Viva Reza Pahlevi” (el extravagante emperador prooccidental que la Revolución del ayatolá Jomeiní de 1979 mandó a morir al exilio) o “Muerte a la dictadura” (de los ayatolás). El impacto por la osadía de ese puñado de ciudadanos tuvo que haber sido enorme, porque en las siguientes horas y días estallaron protestas similares en Teherán y todas las grandes ciudades del país.

3.- ¿No se trata de una repetición de la Revolución Verde de 2009?

No exactamente. Las masivas movilizaciones de hace 8 años tenían líderes y fueron convocadas por la oposición reformista, en protesta por el fraude del régimen para que saliera reelegido el conservador Mahmud Ahmadineyad.

Finalmente, el líder supremo Alí Jameneí impuso su voluntad, al señalar a Ahmadineyad ganador “por voluntad divina”. Sin embargo, los reformistas se vengaron con la victoria del moderado Hasán Rohaní, en 2013.

Ahora bien, lo que comenzó hace una semana como una protesta económica, degeneró poco a poco en una protesta política, no sólo ya contra el presidente Rohaní, que resultó no ser tan reformista como se esperaba, sino también contra los propios ayatolás, a los que acusan de gozar de demasiados privilegios, mientras la población no ve los beneficios de la apertura del país, tras lograr en 2015 el pacto nuclear con las grandes potencias.

4.- Por qué el eslogan más popular fue: “Ni Gaza ni Líbano; mi vida es por Irán”.

Los manifestantes se quejan de que esa riqueza que no ven y que una parte se va en la corrupción y en los miles de clérigos que viven del régimen, va a parar también a organizaciones extranjeras chiitas o proiraníes, como los movimientos de resistencia antiisraelí Hamas (en Gaza) y Hizbolá (en Líbano), o en ayuda al presidente sirio Bachar al Asad para que no pierda la guerra ni el poder.

5.- ¿Por qué la injerencia de Trump y por qué fracasará?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha metido de nuevo a Irán en el eje del mal y se ha puesto del lado de Israel y de Arabia Saudí para someter a la potencia chiíta, a la que acusan de amenazar al Estado judío y disputar la hegemonía en Oriente Medio a los sunitas saudíes.

El republicano cree erróneamente que mostrando simpatía por la causa de los manifestantes puede ayudarlos a derribar el actual régimen y de paso imponer un Estado de nuevo aliado de EU. Sin embargo, lo que Trump desconoce es que, por encima del descontento por los abusos de las autoridades iraníes, está el odio al “imperialista yanqui” y más ahora que el presidente estadunidense acaba de humillar a los musulmanes, declarando a Jerusalén capital indivisible de Israel.

6.- ¿Hay posibilidad de que triunfe finalmente una Primavera Persa?

Sería deseable, dada la falta de libertades en Irán y la gravedad de las violaciones a los derechos humanos contra todo el que se desvíe de la moral ultraconservadora de los clérigos. Sin embargo, el cambio hacia una democracia no llegará con ayuda de EU y del exilio iraní más radical. Sólo sería posible si se unen en una misma causa reformistas (urbanos y de clase media) y el pueblo llano, y si juntos convencen al Ejército de la necesidad de derrocar al régimen, lo que se antoja tan lejano como la caída de otras revoluciones que triunfaron en el siglo XX, como la cubana o la china, donde sobreviven gracias al poder disuasorio de los militares, a cambio de privilegios.

 

fransink@outlook.com

Imprimir