Ciudad

Un día con Alejandra Barrales… entre ejercicio, deslindes y sus primeros eventos

La precandidata del Frente corrió por la mañana, contestó twitts de opositores y se reunió con vecinos de la Roma ◗ Dice que no es ausencia sino que está trabajando con comités perredistas y dirigentes del partido

Aún es temprano, pero Alejandra Barrales ya se prepara para llegar a la meta. Sabe que el camino no es plano, más bien sinuoso, y muchas veces cuesta arriba, pero ya lo ha recorrido y busca hacerlo una vez más.

Enfundada en licras y chamarra negras, la precandidata del PRD al gobierno capitalino se apresta a correr sus respectivos 5 kilómetros en una vereda del Bosque de Chapultepec como lo hace cotidianamente para estar en forma pero sobre todo para “despejar la mente”, dice.

Es 4 de enero, la llamada cuesta de enero, esa que millones de mexicanos sufren tras las fiestas decembrinas, pues es hora de enfrentar la realidad, una realidad abrupta que Barrales se vio obligada a enfrentar luego de la trifulca que protagonizaron supuestos miembros del PRD con simpatizantes de Morena que acudieron a un mitin de Claudia Sheinbaum.

Un día de precampaña de Barrales que pasó entre ejercicio, deslindes de los actos de violencia, y de las presuntas encuestas que se rellenan a su favor.

Un día donde lo mismo sostuvo reuniones privadas, que encuentros con vecinos de la Colonia Roma en un restaurante de esa zona, quienes les reclamaron que los comercios de la zona cumplan con la ley, y se meta en “cintura” a los franeleros, o valets parking que generan un gran caos al estacionar los autos de manera indiscriminada y sin respeto a los vecinos.

A Barrales se la he cuestionado una precampaña sin actividad, donde no ha encabezado actos como sus oponentes al interior del PRD o bien como el del PRI.

Desde que arrancó la precampaña el 14 de diciembre solo ha realizado tres encuentros, uno el pasado martes 2 de enero en la delegación Azcapotzalco y ayer dos encuentros con vecinos de la Colonia Roma.

Ya ataviada de negro —su color favorito— y un saco gris, ella asegura que no estuvo ausente de la precampaña interna en los últimos nueve días, sino que trabajó con comités perredistas y dirigentes del partido.

“Tengo muchos años trabajando con la gente, tengo contacto permanente a través de comités vecinales, no siempre los hacemos público.

Lo que hicimos fue celebrar la Navidad y el Año Nuevo, recargar la pila y ya estamos listos para seguir”, dijo

—¿Prende tu precampaña?, se le pregunta

—Pues yo estoy en una precampaña, no tengo duda que una vez que sea candidata mi campaña va a prender con ideas.

Pero este jueves fue diferente. Desde muy temprano Barrales se le vio activa en redes sociales. Su twitter se saturaba de reclamos por parte de simpatizantes de Sheinbaum que la culpaban de los actos violentos que se registraron en la delegación Coyoacán donde hubo varios heridos y golpeados por presuntos grupos de choque.

Llamaba a la cordura y al diálogo. No sirvió de nada, los seguidores de Morena la tundieron en redes sociales.

Fue parte de un día sui géneris, donde Barrales tuvo que lidiar con temas de coyuntura que eclipsaron por momentos sus eventos con vecinos. Un día donde tuvo que salir a deslindarse de todo y de todos por encima de sus propuestas.

—Alejandra ¿qué hay de las encuestas que rellenaban a tu favor?

—Es un supuesto. No hay nada, no conozco ni de quien se trata, lo que sí sé es que estamos poniendo nerviosos a muchos y como ha pasado seguro es otro montaje que nos quieren poner, no sé ni a qué se refiere.

Pila recargada después de las fiestas decembrinas y una sonrisa que buscaba atenuar las complicaciones informativas de este jueves que incluyeron reclamos de los vecinos de la colonia Roma.

A l final, una propuesta de Barrales para Morena a fin de pactar un “Acuerdo de Convivencia” rumbo a las elecciones para renovar el gobierno capitalino y erradicar los riesgos de violencia que se han registrado desde que arrancó la precampaña en la Ciudad de México.

“Creo en los acuerdos, se requiere de un acuerdo, por eso llamo a Morena y Sheinbaum para generar ese compromiso. Generemos nivel, que sea por los compromisos y no por la tragedia que nos recuerde la gente”, asegura

No obstante también acusó la posibilidad de que los actos de violencia en la delegación Coyoacán, por segunda ocasión en tres semanas, sean una estrategia de provocación luego de que —según dijo— la campaña de Sheinbaum “no ha prendido”.

Imprimir