Mundo

Maduro ahora ordena a los supermercados bajar los precios

El régimen, asfixiado por la hiperinflación, denuncia que los dueños de esas empresas están subiendo los precios sin ninguna justificación. Largas colas ante el anuncio

Estantería semivacías por la escasez crónica en Venezuela.

Los caraqueños se enfrentaron ayer a extensas filas en algunos supermercados de la capital venezolana luego de conocerse que la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) ordenó a unas 26 cadenas de supermercados bajar los precios de algunos productos.

Algunos de los alimentos a los que les bajaron el precio fueron: la mantequilla, el jabón de lavar ropa y de baño, los huevos, el queso fundido, algunas bebidas alcohólicas y a los paquetes de pasta importados.

Muchos negocios aplicaron, por medidas de seguridad, un control en el que sólo dejaban pasar a las personas por grupos de 10; sin embargo, otros contaron con la custodia de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que controlaron las filas.

La baja de los precios se debe a que la Sundde recibió esta semana “una denuncia” sobre que “en las grandes cadenas estaban remarcando precios sin ninguna justificación” y según el superintendente William Contreras, esto fue comprobado.

“Actos criminales”. “Estos actos no los podemos considerar ya de simple especulación, son actos criminales contra el pueblo. No hay razón para que estén haciendo estos cambios de precios y por eso estamos aplicando los correctivos”, apuntó Contreras.

Venezuela cerró 2017 con la inflación más alta del mundo, un 2,735, tras entrar en una espiral de hiperinflación.

 

Imprimir