Mundo

Ola de frío en el este de Estados Unidos puede congelar la piel en dos minutos

Viento polar está marcando temperaturas récords, como los -70 grados en las Montañas Blancas de Nueva Hampshire. Meteorólogos advierten que exponerse puede ser “muy peligroso”

La costa de Boston amaneció el sábado congelada.

La costa este de Estados Unidos se enfrenta este fin de semana a una ola de frío polar que hará caer los termómetros muy por debajo de los 20 grados y con sensaciones térmicas más agudas, tras la tormenta de nieve que dejó una veintena de muertos entre el jueves y el viernes.

“Temperaturas gélidas y peligrosos vientos fríos han envuelto a buena parte del este de los Estados Unidos este fin de semana. Tomen precauciones para evitar congelación mientras estén fuera”, avisó ayer el Servicio Nacional de Meteorología (NWS) en su cuenta de Twitter.

El NWS advierte que el aire y el viento pueden ser de casi -30 C y “causar congelación en tan poco como 30 minutos de exposición de la piel”, por lo que recomienda llevar gorros y guantes para evitar hipotermias.
Sin embargo, en las zonas donde las temperaturas de hasta -40°C; los meteorólogos advierten que “puede ser muy peligroso, ya que la piel expuesta se puede congelar en cosa de dos minutos”

Los puntos más frígidos del país serán los picos de las Montañas Blancas, en New Hampshire, donde según The New York Times el mercurio alcanzaba previsiblemente unos -40 C el viernes por la noche, con una sensación térmica inferior a -70 C.

La ciudad de Nueva York y sus alrededores quedaron cubiertos con un tupido manto blanco de hasta 40 centímetros el jueves, cuando se declaró un estado de emergencia y las escuelas públicas permanecieron cerradas.

Trineo mortal. Entre los problemas derivados del temporal ha habido cortes de electricidad, cientos de vuelos cancelados o retrasados en los aeropuertos y accidentes en carreteras, además de fallecimientos relacionados con las condiciones meteorológicas.

Una niña de 9 años que recibió el impacto de un camión mientras bajaba en su trineo por una calle en Virginia está entre la veintena de muertos que ha dejado la tormenta de nieve en el país.

 

Imprimir