La Esquina

Es una pena que partidos políticos, incluyendo a uno de los que puntean encuestas, nieguen a los capitalinos la promesa por escrito de que evitarán disturbios callejeros como los vividos en Coyoacán recientemente. Hubiese sido un gesto noble a mitad de una contienda en la que antiguos compañeros de partido pelean espacios para realizar sus mítines y se agreden físicamente.

Imprimir

Comentarios