Bienestar

Rompimiento de la "fuente" anuncia el momento del parto

Si la ruptura de fuente se da antes de la semana 37 del embarazo, se denomina ruptura prematura de membranas pretérmino

Cuanto más temprano se rompe fuente, más grave es

Cuando se rompe la fuente, la mayoría de las mujeres entrará en trabajo de parto espontáneamente al cabo de 24 horas. Si la ruptura de fuente se da antes de la semana 37 del embarazo, se denomina ruptura prematura de membranas pretérmino (RPMP). Cuanto más temprano se rompe fuente, más grave es para usted y para su bebé

Durante el embarazo, romper la fuente prematuramente puede provocar muerte fetal.

El líquido amniótico es el agua que rodea al bebé dentro del útero y que lo protege durante todo el embarazo. Las membranas o capas de tejido llamado saco amniótico contienen este líquido.

A menudo, las membranas se rompen durante el trabajo de parto. Esto con frecuencia se llama "romper fuente" o "romper aguas". Son embargo algunas veces, las membranas se rompen antes de que una mujer entre en trabajo de parto. Cuando esto sucede de forma temprana, se denomina ruptura prematura de membranas (RPM) y ello indica que la mayoría de las mujeres entrará en trabajo de parto espontáneamente al cabo de 24 horas.

Si la ruptura de fuente se da antes de la semana 37 del embarazo, se denomina ruptura prematura de membranas pretérmino (RPMP). Cuanto más temprano se rompe fuente, más grave es para la madre y para el bebé y requiere de atención inmediata.

En la mayoría de los casos, se desconoce la causa de la RPM. Algunas causas o factores de riesgo pueden ser:

  • Infecciones del útero, el cuello uterino o la vagina.
  • Demasiado estiramiento del saco amniótico (esto puede ocurrir si hay demasiado líquido o más de un bebé ejerciendo presión sobre las membranas).
  • Fumar.
  • Si se tienen cirugías o biopsias del cuello uterino previas.
  • Si ya se tuvo antecedentes de RPM o una RPMP en embarazos anteriores.

Pero esto también puede suceder a mujeres que no tienen ninguno de los factores de riego mencionados.

El mayor signo a vigilar es la pérdida de líquido de la vagina. Éste puede salir a chorros o  filtrarse lentamente, lo que puede confundirse con la pérdida o escape de orina de forma involuntaria, que puede ser común en los últimos meses del embarazo.  Si se observan pérdidas de líquido, se recomienda usar una toalla femenina para absorber algo de éste, observarlo y olerlo. El líquido amniótico normalmente no tiene color y no huele a orina (tiene un olor mucho más dulce).

La Ruptura Prematura de Membranas (RPM), se presenta entre el 10% y 20% de mujeres embarazadas en México. Por ello, es importante un diagnóstico oportuno para evitar complicaciones en el embarazo, ya que la RPM es responsable del 30% de los nacimientos pretérmino en nuestro país y se le ha relacionado hasta con un 10% de mortalidad en fetos desde las 22 semanas de gestación.

¿Cómo se detecta?

Actualmente existen dos métodos para diagnosticar la RPM.

  • El primero es la especuloscopía, procedimiento con visualización de la salida de líquido amniótico mediante maniobra de Valsalva y Tarnier, que consiste en la introducción de un espéculo (aparato de plástico que permite abrir la vagina) para observar las paredes vaginales y el tipo de flujo.

Y ¿qué implicaciones tiene?

Este es un método costoso, invasivo y requiere hospitalización, además que resulta incómodo para las pacientes ya que puede llegar a presentarse sangrado, molestias y riesgo de infección por ser un examen vaginal.

  • El segundo es un método innovador, ambulatorio y no invasivo que se puede realizar desde casa. Esta prueba de tamizaje se llama AmnioSense y es un novedoso panti-protector que puedes adquirir en tu farmacia de preferencia.

¿Y qué implicaciones tiene?

No tiene ninguna ya que es un método de diagnóstico no invasivo que puedes realizar en la comodidad de tu casa y gracias a los polímeros que contiene este panti, se puede saber en diez minutos si el líquido que se presenta se trata de líquido amniótico u orina. La ventaja de esta prueba es la sencillez para su ejecución y su rapidez para mostrar resultados sin necesidad de hospitalizaciones o revisiones vaginales.

Si estás embarazada o quieres estarlo es bueno que te informes de todos los detalles y cambios que pueden presentarse en tu organismo, para que vivas más tranquila y feliz de esperar a tu bebé, sin ningún contratiempo.

Imprimir