Ciudad

Mikel Arriola se pronunció por aplicar la ley contra invasores

Precisó que los asentamientos irregulares por muchos años han sido un gran negocio para los delegados que lo solapan, como es el caso de la precandidata de Morena al gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum.

Foto: Cuartoscuro/Archivo

La exdelegada en Tlalpan, Claudia Sheinbaum Pardo, dejó un muladar en el Parque Nacional del Ajusco, aseguró el precandidato a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) Mikel Arriola Peñaloza.

Al acudir a recoger basura a un paraje ubicado en el kilómetro 16.8 de la carretera Picacho-Ajusco, el aspirante del partido tricolor afirmó que la también exsecretaria de Medio Ambiente capitalina dejó crecer los asentamientos irregulares, con lo que se incrementó la delincuencia en 40 por ciento en esa zona.

Arriola Peñalosa precisó que los asentamientos irregulares por muchos años han sido un gran negocio para los delegados que lo solapan, como es el caso de la precandidata de Morena al gobierno capitalino, Sheinbaum Pardo.

Añadió que las invasiones les genera recursos, sin que los funcionarios se comprometan a otorgarles servicios, incluso les cobran la recolección de basura y los vecinos tiene que pagar el suministro de agua a través de pipas que les llega una vez a la semana.

En entrevista durante su precampaña de limpia en Tlalpan, Mikel Arriola Peñalosa declaró que en el Ajusco al menos existen 129 asentamientos irregulares y es latente el peligro de que sigan creciendo, lo que atenta contra el pulmón más importante de la Ciudad de México.

Si bien aclaró que debe analizarse la situación de los asentamientos consolidados, es decir, que a pesar de que tienen muchos años siguen siendo irregulares, se pronunció por aplicar la ley y no permitir más invasiones de zonas boscosas protegidas.

Detalló que en Tlalpan, como en prácticamente toda la ciudad, proliferan las obras de manera desordenada, lo que ha traído caos de movilidad y falta de servicios.

Explicó que los asentamientos irregulares y la falta de servicios, son factores que generan inseguridad, pues al no contar con servicio de alumbrado, esa situación  representa un riesgo para que los habitantes sean asaltados o víctimas de la violencia.

En el lugar se recogió más de una tonelada de basura y dos toneladas de cascajo y desperdicios mayores.

Expuso que pese a haber denunciado ese tiradero clandestino desde hace dos semanas, las autoridades no habían acudido a recogerla, por lo que él seguirá denunciando y al mismo tiempo recogiendo la basura con apoyo de los vecinos.

ijsm

Imprimir