Ley sin pacto

Pepe Grillo

Ley sin pacto

La propuesta del Pacto de Civilidad para la CDMX cayó en terreno infértil.

Hasta el momento los más entusiasmados, acaso los únicos, son los perredistas, como si ellos pelearan con otros perredistas, y no con los militantes de Morena.

Firmar el pacto sería colgarle una estrella al gobierno de Miguel Ángel Mancera y eso no está entre los planes del equipo de Claudia Sheinbaum, candidata de Morena.

Acaso no sea la coyuntura idónea para la civilidad pero sí lo es, todas lo son, para la aplicación de la ley. Quien cometa un delito que se atenga a las consecuencias.

De los enfrentamientos en Coyoacán entre militantes del PRD y de Morena hay testigos, fotos, videos, notas periodísticas.

Las autoridades tienen que hacer un trabajo rápido y presentar a los responsables frente a un juez. Hacerlo sería muy civilizado.

 

Desde la barrera

Hace meses Rafael Moreno Valle se metió a un impasse del que nunca salió. Había desplegado una actividad incesante y de pronto dejó el escenario.

Ayer concluyó el plazo para registrar a los aspirantes a la candidatura presidencial del PAN y el gobernador de Puebla no se inscribió

Verá los toros desde la barrera.

Dijo muchas veces que no aceptaría una imposición, pero ayer explicó que no quiere ser factor de desunión en el PAN, que es un eufemismo para decir: el candidato presidencial es Ricardo Anaya.

La declaración generó respuestas airadas de ex aliados, como Javier Lozano, quien calificó el proceso blanquiazul como una farsa y producto de una negociación en lo oscurito.

 

Sin alas

El exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, intentaba retomar su carrera política cortada de tajo por la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa.

Inició su trabajo de proselitismo para ser diputado federal por un distrito de Ayutla con el respaldo de las dirigencias locales de PRD, PAN y MC.

Ante las naturales resistencias que su intentona provocó a nivel nacional, entre otras razones porque el caso Iguala sigue abierto, las dirigencias nacionales de esos partidos lo pensaron dos veces.

Este lunes Aguirre Rivero anunciará que desiste de su propósito y retirará su solicitud para contender. Menos mal.

 

Los Cabos y Acapulco

Los Cabos y Acapulco están enfrascados en una disputa desalentadora: dirimir cuál de los dos destinos turísticos es más violento.

La información sobre episodios de sangre se reitera un día sí y otro también.

Cada uno ha sido víctima, en momentos distintos, de su propio éxito, que resultó un imán para bandas del crimen organizado que luchan por controlar el trasiego de drogas en las localidades.

La presencia de los carteles ahuyenta al turismo, sobre todo el internacional, y puede transformar un lugar de bonanza en otro que acumula desdichas.

Los habitantes y la comunidad empresarial turística de ambos destinos, tienen que movilizarse para detener el deterioro antes de que sea demasiado tarde.

pepegrillocronica@gmail.com

 

Imprimir

Comentarios