¡A tragar palabras dichas...!

Leopoldo Mendívil

DON ANDRÉS LÓPEZ:

+Se necesitan dos años

para aprender a

hablar y sesenta para

aprender a callar

Anónimo 

Para ser absolutamente neutral, transcribo partes de la nota que mi colega Rafael Ramírez difundió, vía El Sol de México Online el 3 de diciembre pasado, sobre su propuesta para desaparecer el narcotráfico; y se las entrego, don Andrés, para que  cocinadas como más le plazca, se las trague  y a nadie culpe por ellas:

Andrés Manuel López Obrador, dirigente nacional de Morena, planteó que dentro de las opciones para combatir el narcotráfico y garantizar la paz se encuentra decretar una amnistía a los líderes de los cárteles.

“‘Vamos a explorar todas las posibilidades, desde decretar una amnistía escuchando también a las víctimas, hasta exigir al gobierno de Estados Unidos que lleve a cabo campañas para aminorar el consumo…

“… El problema de México no es que se consuma la droga; el problema es que hay mucha pobreza. Se abandonó a los productores y se está optando, se está decidiendo por el narcotráfico; entonces depende mucho del consumo de Estados Unidos y allá no hay ningún programa para prevenir las adicciones…”

Señaló que trabajará, en caso de ganar la Presidencia de la República, en explorar todas las posibilidades para avalar la paz y la tranquilidad que ha provocado la violencia, la corrupción y la pobreza. “Hay que hablar con los mexicanos, con todos, y hay que plantearles de que necesitamos la paz y que todos podemos ayudar a que haya paz en el país’”.

Eso fue lo que usted dijo y como lo dijo. De esa pequeña telaraña, su centro es que “se abandonó a los productores y se está optando por el narcotráfico”, prueba plena de que escuchó la tonada y no se la aprendió, pero la soltó como su cerebrito le dio a entender.

Llegó Alfonso Durazo para ser el secretario de Seguridad si usted es presidente y le enmendó la plana al corregir que se amnistiará a los productores, no a los capos, y de inmediato usted movió las cosas y se declaró víctima de sus “detractores” que “tergiversaron” su propuesta y armaron una campaña telefónica para preguntar si los entrevistados apoyarían su anuncio. ¿Pensó usted cuando lo hizo, lo que tal barbaridad podría provocarle? Como siempre, tiró la piedra y escondió la mano y, para variar, hacer responsables a otros del escándalo que usted solo se provocó, porque usted jamás se equivoca ni actúa de mala fe, ¿verdad?, como lo hizo en el caso del predio El Encino, en beneficio de un hospital privado de los más caros y lujosos del país —y cito ésta por ser la peor de todas las patrañas que ha urdido para evadir sus acciones y provocar miedos idiotas a sus increíbles rivales políticos…

Yo esperaría que sus contrincantes dejen ya de caer en todas las trampas de miedo que suele usted ponerles… y nunca tardan en caer, como ejemplo le pongo a Vicente Fox con el asunto de ese hospital, y como ha sido su constante ascender pisoteando al estado de derecho en su obsesión presidencial, porque con la sola excepción de diversos medios de comunicación, nadie más demostró valor político, personal y/o profesional para frenar la amenaza —se lo repito con toda convicción— que usted encarna contra México.

 

Internet: m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Imprimir

Comentarios