Mundo

Trump abandonará a su suerte a 195 mil refugiados salvadoreños

La Casa Blanca les anulará la protección migratoria en septiembre de 2019; si no han logrado la residencia por otra vía, deberán salir de EU pese a llevar hasta dos décadas allí

El gobierno estadunidense confirmó que ha ignorado la violencia y pobreza en el país a la hora de tomar la decisión.

El gobierno de Donald Trump dejará sin protección migratoria a 195 mil salvadoreños a partir de septiembre de 2019, fecha para la que deberán haber abandonado Estados Unidos si no han obtenido otra vía de regularización, pese a que la mayoría vive en el país desde hace al menos 20 años.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció ayer su decisión de poner fin al Estatus de Protección Temporal (TPS) otorgado en 2001 a un total de 263 mil 282 salvadoreños que estaban en Estados Unidos, tras los devastadores terremotos que azotaron al país centroamericano hace 17 años.

Esta cifra ha decrecido hasta 195 mil a medida que algunos han encontrado otras maneras de regularizar su situación o han perdido la protección.

SIN PIEDAD. La Casa Blanca explica la decisión porque “ya no existen las condiciones originales causadas” por los sismos, y porque cree que El Salvador está preparado para acoger a sus nacionales emigrados.

Preguntado por si se han considerado los altos niveles de violencia y pobreza en el país centroamericano a la hora de tomar la decisión, razón fundamental que alegaban los activistas para pedir una prórroga del programa, un alto funcionario estadunidense confirmó que sólo tomaron en cuenta los motivos originales por los que se creó el TPS.

BATALLA LEGAL. Martínez anunció que su gobierno trabajará ahora para conseguir que el Congreso de EU apruebe una ley que dé protección permanente a estos salvadoreños “antes de marzo de 2019”.

La organización proinmigrante UnidosUS (antes, La Raza), entre otras, urgió en el Congreso a dar “una solución a este error”, mientras destacados legisladores como el republicano Mario Díaz-Balart o los demócratas Luis Gutiérrez, Bob Menéndez y Tim Kaine condenaron rotundamente la decisión y pidieron una respuesta del Capitolio.

Al mismo tiempo, el gobierno salvadoreño preparará las condiciones para la vuelta de sus nacionales emigrados con programas de emprendimiento y reinserción escolar, aunque su objetivo, insistió el canciller, es que los salvadoreños con TPS puedan quedarse en EU.

SIMILITUD CON DACA. Esta medida antimigratoria se suma a la decisión de Trump de liquidar, este pasado septiembre, el programa DACA, aprobado en 2012 por el expresidente Barack Obama para proteger a los migrantes que llegaron al país siendo niños, la gran mayoría, mexicanos.

Esta situación es similar a la que viven los damnificados por la supresión de DACA, que vieron cómo Trump les daba hasta marzo, pero de este año, para ver como el Congreso legisla para encontrarles un camino hacia la residencia o encontrarse en la obligación de abandonar EU a medida que sus permisos vayan venciendo.

 

Imprimir