No es broma, Belichick podría dejar a los Patriotas en la calle

Fernando Argueta

Si eres un verdadero aficionado del futbol americano, seguro viste la película Any Given Sunday (Un domingo cualquiera, de Oliver Stone), y también recordarás el final de la misma, en que el entrenador Tony D´Amato (Al Pacino) quien durante la historia es humillado por la dueña del equipo, Christina Pagniacci (Cameron Diaz), advierte que podría retirarse y tras una decorosa actuación en playoff, da su, supuestamente, última conferencia de prensa. Sin embargo, no es para anunciar su adiós, sino que en una jugada bajo la manga deja al equipo de los Tiburones de Miami en la ruina al llevarse al quarterback promesa, Willie Beamen (Jamie Foxx) y anunciar que no se retira, sino que se va a otro equipo de expansión (Aztecas de Nuevo México).

Ante la incredulidad de Pagniacci, el gerente general y el nuevo entrenador, D´Amato se retira con una sonrisa.

LA REALIDAD SUPERA A LA FICCIÓN. Pues bien, la realidad es que no estamos muy lejos de un desenlace similar en los Patriotas de Nueva Inglaterra después del controversial pero revelador artículo publicado por el periodista Seth Wickersham en ESPN, titulado ¿Es el principio del fin para Tom Brady, Bill Belichick y Robert Kraft? donde se filtran versiones de fuentes confidenciales respecto a la guerra interna entre Brady, el coach Belichick y el dueño Kraft, en donde destacan principalmente cuatro aspectos:

-La injerencia no deseada de Alex Guerrero, el nutriólogo de Brady, y de quien se dice ha sido una influencia que ha cambiado al quarterback en su personalidad, al grado de que Belichick le prohibió entrar a las instalaciones del equipo, ya que varios jugadores preferían checarse con él que con los médicos del conjunto.

-La acalorada discusión entre Belichick y Kraft en que el propietario decidió que se debía negociar a Jimmy Garoppolo a otro equipo, a pesar de ser el elegido por Belichick para ser el sucesor natural de Brady.

-Los constantes berrinches públicos de Brady con su coordinador ofensivo y el poder que ha ganado el pasador en las decisiones del conjunto.

-La manera, antes desconocida, en que Belichick está preparando a Josh McDaniels, su coordinador ofensivo, y Matt Patricia, coordinador defensivo, para las entrevistas en que son requeridos para convertirse en nuevos entrenadores generales en otros equipos.

DESMENTIDO. Como era de esperarse, el equipo de Nueva Inglaterra dijo que esa información era falsa y el ambiente entre los involucrados era completamente cordial, con las discusiones normales que se presentan en el negocio.

No obstante, a pesar de que Belichick ha dicho en estos últimos días que garantiza que él seguirá  como entrenador de los Patriotas en 2018, la otra lectura que podemos dar al accionar del coach es que ha hecho y hace los movimientos exactos para, en caso de irse, dejar al equipo sin ninguna de las cabezas para mantener el estándar de calidad.

Porque, yendo por partes, si Belichick está preparando a sus dos hombres fuertes (McDaniels y Patricia) para que se conviertan en coaches en otros equipos, no tiene sentido quedarse sólo al frente. Todos saben que aunque Belichick toma la última decisión, el ataque de los Patriotas es creación de McDaniels, mientras que a la defensiva, a pesar de ser la especialidad de Belichick, Patricia juega un alto porcentaje en la elaboración del plan de defensa.

Otra medida que reveló el sentimiento de inconformidad de Belichick, fue la manera en que regaló a Garoppolo en la transacción. El mismo, sabiendo del talento del joven pasador, buscó a Kyle Shanahan para que se llevara al chico, pues lo consideró el único entrenador, fuera de los Patriotas, capaz de desarrollar a Garoppolo. El precio fue ridículo, Belichick sin alegar aceptó mandarlo a los 49ers por una selección de segunda ronda, cuando la realidad es que valía una primera.

Tras todo lo anterior, el panorama luce incierto para el equipo si tomamos en cuenta que Brady tendrá 41 años para la entrante temporada, no hay ningún quarterback de mediana calidad detrás de él, seguramente se irán sus dos coordinadores principales y es cuando surge la pregunta, ¿con tal futuro a corto plazo, le conviene a Belichick quedarse en los Patriotas?

Correo: fernando.argueta1967@gmail.com

Imprimir

Comentarios