Actualiza Estados Unidos alertas de viaje para México | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Miércoles 10 de Enero, 2018

Actualiza Estados Unidos alertas de viaje para México

Actualiza Estados Unidos alertas de viaje para México | La Crónica de Hoy

Colima, Tamaulipas, Sinaloa, Michoacán y Guerrero, son consideradas por Estados Unidos como las entidades mexicanas con mayor inseguridad, por lo que recomienda a los ciudadanos norteamericanos no viajar a ellas.

Al emitir este miércoles nuevas alertas de viaje, el Gobierno estadounidense considera que las cinco entidades tienen la mayor probabilidad de riesgos para la vida, y les asigna el nivel 4, el más alto en su rango de inseguridad.

Advierte que durante una emergencia, es posible que el gobierno de los Estados Unidos tenga una capacidad muy limitada de brindar asistencia y aconseja no viajar a ellas o irse de ahí pronto.

Sin embargo, como país, Estados Unidos cataloga a México en el nivel dos, esto es, como uno en el que se deben tomar más precauciones y considerar la existencia de mayores riesgos para la seguridad y la protección, debido a la delincuencia.

Refiere que algunas áreas del país tienen un mayor riesgo y que los delitos violentos, como los homicidios, los secuestros, el robo de automóviles y los robos, están muy extendidos.

Señala que el Gobierno de los Estados Unidos tiene una capacidad limitada para proporcionar servicios de emergencia a sus ciudadanos en muchas áreas de México y resalta que los empleados del gobierno estadounidense tienen prohibido viajar a esas áreas.

Asimismo, a los empleados del gobierno norteamericano se les prohíbe realizar viajes interurbanos después del anochecer en muchas áreas de México; tampoco se les permite conducir desde la frontera de Estados Unidos hacia o desde el interior de México, con excepción de los viajes diurnos en la carretera 15 entre Nogales y Hermosillo.

Respecto a las entidades, en el caso de Colima Estados Unidos recomienda no viajar debido a que el crimen violento y la actividad de pandillas son generalizados.

A los empleados del gobierno estadounidense se les prohíbe viajar a Tecoman o dentro de las 12 millas de la frontera Colima-Michoacán y en la Ruta 110 entre La Tecomaca y la frontera con Jalisco.

Aunque no hay  restricciones para que viajen a lo largo de la ruta 200 desde la frontera de Jalisco hasta Manzanillo, incluido el aeropuerto de Manzanillo, tampoco hay restricciones para estancias en Manzanillo desde Marina Puerto Santiago a Playa las Brisas., pero sí prohíbe a sus empleados acudir a clubes de adultos y establecimientos de apuestas en Colima.

De Guerrero señala que los grupos armados operan independientemente del gobierno en muchas áreas de la entidad y los miembros de estos grupos con frecuencia mantienen bloqueos de carreteras y pueden usar la violencia hacia los viajeros.

A los empleados del gobierno estadounidense se les prohíbe viajar en todo el estado de Guerrero, incluido Acapulco.

Sobre Michoacán, el Gobierno norteamericano prohíbe a sus empleados viajar a la entidad, con  excepción de las ciudades de Morelia y Lázaro Cárdenas y el área al norte de la autopista federal 15D.

También les prohíbe viajar por tierra, excepto en la autopista federal 15D, pero sí pueden volar a Morelia y Lázaro Cárdenas.

De Sinaloa indica que el crimen violento es generalizado y que las organizaciones criminales tienen base y operan en la entidad.

A sus empleados el Gobierno estadounidense les permite viajar a Mazatlán: pero sólo en la Zona Dorada, el centro histórico de la ciudad y las rutas directas hacia y desde estas ubicaciones y el aeropuerto o la terminal de cruceros.

También les permite a Los Mochis y Topolobampo, pero dentro de la ciudad y el puerto, así como las rutas directas hacia y desde estas ubicaciones y el aeropuerto.

Respecto a Tamaulipas, indica que los delitos violentos, como el asesinato, el robo a mano armada, el robo de vehículos, el secuestro, la extorsión y la agresión sexual, son comunes.

Añade que la actividad de pandillas, incluidas los enfrentamientos armados, están muy extendidos.

Los grupos delictivos armados, abunda, se dirigen a autobuses de pasajeros públicos y privados que viajan a través de Tamaulipas, a menudo tomando como rehenes a los pasajeros y exigiendo pagos de rescate.

Señala que la policía local tiene una capacidad limitada para responder a la violencia en muchas partes del estado.

Refiere que los empleados del gobierno de Estados Unidos están sujetos a restricciones de movimiento y un toque de queda entre la medianoche y las seis de la mañana.

Imprimir