Ciudad

“Izquierda creó cacicazgos en delegaciones”: Mikel Arriola

Afirmó que el ir y venir en puestos de elección popular ha hecho que crezcan esos cacicazgos que se apropian de la demarcación como si fuera suya.

Foto: Twitter

Al cuestionar que las diferencias de la izquierda se resuelvan a golpes y sillazos, el precandidato priista al Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola Peñalosa, afirmó que tanto morenistas como perredistas sumieron a las delegaciones en un círculo vicioso de cacicazgos y clientelismos.

Exhibió las condiciones deplorables y de abandono en que viven los vecinos de la presa Barrio Norte, de la delegación Álvaro Obregón, quienes padecen contaminación, insalubridad e inseguridad, luego de 20 años de gobiernos de la izquierda.

Al realizar un recorrido por las barrancas de la delegación Álvaro Obregón, el aspirante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) dijo que hay personajes de esos partidos que han sido jefes delegacionales, después son diputados locales, para después ser federales por esa misma demarcación.

Ese ir y venir en puestos de elección popular ha hecho que crezcan esos cacicazgos que se apropian de la demarcación como si fuera suya, y en lugar de servir a la gente, se sirven de su poder para beneficio propio, de los grandes desarrolladores y hacen a un lado a la ciudadanía.

Por ello, destacó que su precampaña se basa en acercarse a la gente, recoger sus inquietudes y propuestas, para incluirlas en su programa, es decir, no realizar la campaña con las cúpulas y organizaciones clientelares, sino a través de las redes ciudadanas.

Comentó que un problema específico de Álvaro Obregón son las siete barrancas que comparten los mismos problemas de asentamientos irregulares y tiraderos clandestinos, sin descontar la contaminación que sufren por la presa.

En el recorrido por el lugar, constató el creciente desecho irregular de residuos orgánicos que llegan desde el cerro de las cruces y acumula basura, lo que representa un grave problema de riesgo sanitario y es causante de enfermedades gastrointestinales.

Sin embargo, exigió ver qué otras sustancias están combinadas con el agua, ya que se visualizan desechos industriales, que podrían desarrollar enfermedades más peligrosas.

Vecinos como Anabel Pérez y Julio Chávez denunciaron la inseguridad que les afecta, pues quienes sufren problemas de adicción ocupan la presa norte para drogarse o alcoholizarse y la gente no puede pasar por ahí por temor a ser agredidos.

Esto, dijo Arriola Peñalosa, es un ejemplo de lo que no debe pasar en la Ciudad de México, es un ejemplo de lo mal planeado y que la gente que vive en esta zona está sufriendo mucho por un problema arraigado de la corrupción, durante los últimos 20 años de gobiernos de Morena y PRD.

Lo que necesitamos aquí es una verdadera inversión para recomponer esta presa que tiene grandes problemas de contaminación y lodo, porque la capacidad para lo que fue planeada está rebasada por falta de desazolve, subrayó.

havh

Imprimir