Nacional

Multa INE a partidos políticos por financiamiento paralelo en 2012

Foto: Archivo

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) sancionó a siete partidos políticos con 36.9 millones de pesos por financiamiento paralelo, al pagar con tarjetas bancarias a representantes de casilla en los comicios de 2012.

En sesión extraordinaria, el pleno determinó multas al Partido Revolucionario Institucional (PRI), por 29 millones 340 mil pesos, y al Partido Verde Ecologista de México (PVEM), por 964 mil, fuerzas políticas que conformaban la coalición Compromiso por México.

En tanto, al Partido de la Revolución Democrática (PRD) impuso una sanción por 1.5 millones de pesos; al Partido del Trabajo (PT) por millón 648 mil y a Movimiento Ciudadano por 964 mil pesos, que integraban la coalición Movimiento Progresista.

En tanto, al Partido Acción Nacional (PAN) se le impuso una multa por un millón 484 mil pesos y a Nueva Alianza de 978 mil.

El consejero Ciro Murayama explicó que el 1 de diciembre pasado, y tras cinco años de requerimiento de información, y a 40 días de que expirara la posibilidad de sanción se obtuvo una base de datos de BBVA Bancomer.

Al cruzar datos, la autoridad electoral detectó pagos a representantes de casilla de los siete partidos políticos sancionados, mediante depósitos de una empresa fantasma denominada Logística Estratégica Asismex.

“Los hallazgos son interesantes, se detectó una coincidencia de siete mil 311 casos únicos" entre un beneficiario de las tarjetas y un representante acreditado por partido político, explicó.

A esas personas se les hicieron depósitos por 18 millones 441 mil pesos; cinco mil 613 representantes del PRI y PVEM recibieron 15 millones 152 mil.

Además, 26 representantes del PRD, PT y Movimiento Ciudadano recibieron pagos por dos millones 58 mil pesos; 369 del PAN tuvieron depósitos por 742 mil y 243 representantes de Nueva Alianza por 489 mil pesos.

El presidente de la Comisión de Fiscalización indicó que se trata de una trama de financiamiento paralelo irregular opaco para pagar la operación electoral el día de la votación del 1 de julio de 2012.

“Una empresa con las características típicas de una empresa fachada o fantasma se fondea de recursos de empresas igual de irregulares y hace un contrato con una institución bancaria para dispersar recursos a miles de personas, realiza pagos a cuatro días de la jornada electoral”, abundó.

El Consejo General determinó que se dará seguimiento al caso, por lo que se dio vista a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al Servicio de Administración Tributaria (SAT), a la Unidad de Inteligencia Financiera.

Así como a la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, Falsificación o Alteración de Moneda de la Procuraduría General de la República (PGR).

Al respecto, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, calificó de inaceptable que se urdan tramas de financiamiento paralelo cuando los partidos reciben generosos recursos públicos, que este año ascenderán a 12 mil millones de pesos.

El financiamiento paralelo rompe la lógica misma del juego democrático, abre la puerta de la dependencia de los partidos y gobiernos a intereses particulares y es el primer eslabón de una cadena de corrupción.

“Vuelve a la política un juego sucio e indigno en donde la lucha por el poder presuntamente justifica el recurso a cualquier tipo de treta y contribuye al grave y preocupante desprestigio y descrédito de la política y de la democracia que debería preocuparnos a todos”, consideró.

Córdova Vianello aseveró que este asunto es un ejemplo de lo que se quiere lograr con la fiscalización, la cual debe trascender la dimensión contable, ya suficientemente probada y consolidada, hacia un trabajo de inteligencia financiera.

De esta manera, se permite desenmascarar las redes de financiamiento paralelo, con el objetivo de revindicar la actividad política, puntualizó.

havh

Imprimir