Cultura

Horacio Franco celebra 40 años de carrera con serie de recitales

El Premio Crónica dijo que los conciertos serán en México y EU ◗ También festejará 25 años de la Capella Barroca ◗ “En el país falta institucionalizar la música antigua”

El flautista Horacio Franco prepara una serie de conciertos por Estados Unidos y México, con motivo de los 40 años de su trayectoria, además, hace un balance de los primeros meses del funcionamiento de la Academia de Música Antigua de la UNAM.

El Premio Crónica, en entrevista, califica como una buena iniciativa el proyecto emprendido en agosto de 2016, puesto que “en México hace falta una institucionalización de la música antigua, como sí se ha hecho en otros países”.

“Hay agrupaciones en todo México, conformadas por jóvenes o iniciativas de jóvenes que quieren hacer música barroca y lo que falta es una institucionalización a nivel nacional en las escuelas de éste tipo de música, donde hay planes de estudio, maestros especializados”.

Franco añade que la planta docente debería estar conformada por maestros de entre los 35 y 50 años, mismos que cuentan con experiencia en música barroca, pues este tipo de acciones se han hecho desde la década de los 60 en Europa.

“Los jóvenes de la Academia de Música Antigua de la UNAM tienen muchas carencias, como su familiarización con los instrumentos barrocos,  lo que necesitan es técnica e identidad sonora. (A la Academia) Le hace falta un director titular, esa plaza tiene que salir a concurso para que genere una identidad a la orquesta”.

La Academia de Música Antigua de la UNAM cuenta con Consejo Consultivo, organismo que está a favor de que estudien y lean sobre música antigua, señala Horacio Franco, pero lo que más hace falta es el director.

“Lo que quieren es que haya maestros, pero esa orquesta, para que suene bien tiene que tener un director. No hay orquesta sin director y ‘no hay malas orquestas’, como dicen algunos, lo que hay son malos directores. El director debe ser escogido por los jóvenes, por un jurado externo a la música barroca incluso, se tiene que lanzar a concurso y no un dedazo”.

TRAYECTORIA. En 2018, Horacio Franco cumple 40 años de trayectoria, conmemoración que el músico festejará con diferentes conciertos, puesto que también conmemorará los 25 años de Capella Barroca de México.

El flautista se presentará a finales de enero e inicios de febrero, en Estados Unidos, con la Orquesta Sinfónica de Wyoming y con la Orquesta Sinfónica de Montana, respectivamente, en donde ejecutará piezas de Antonio Vivaldi.

A su regreso, ofrecerá conciertos con la Capella Barroca de México en diferentes estados, como Zacatecas, Jalisco y Oaxaca, entre otros, pero su magno concierto será el 14 de abril en el Palacio de Bellas Artes, a las 19:00 horas.

Con 40 años de carrera, Franco se ha especializado en clases, acceso y fomento de música barroca, actividades que emprendió, porque desde que regresó de estudiar en Holanda, se encontró con un “enfoque poco original” para interpretar música barroca.

El también director reconoce que en México ha habido intentos de orquestas; sin embargo, esos proyectos no han tenido continuidad, por falta de presupuesto. “Es difícil conseguir patrocinio gubernamental para implementar música nueva, había que tener presupuesto y fondos de otros lugares como la iniciativa privada, lo cual era muy complicado. Estos proyectos deben tener continuidad”.

PERCEPCIÓN. Al hacer un balance sobre el consumo de la música barroca en México, Horacio Franco señala que al público mexicano le gustan dichas propuestas, sobre todo cuando hay buena publicidad.

“Al público ya no le dan gato por liebre, el público es cada vez más exigente, me da gran esperanza el que más gente sea más crítica, aunque necesitamos ser un poco más. En cuanto a la música contemporánea, necesitan ser un poco más educados”.

El flautista comenta que uno de los factores para que la gente sea más crítica, es que ahora es más fácil acceder a diferentes grabaciones a través de medios de comunicación e Internet, aunque eso afecte los materiales discográficos, por lo que él no presentará ninguno.

“La industria del disco compacto ya se murió. Presentar discos en esta temporada es inadmisible, los discos se extinguen, haré grabaciones, quizá para YouTube o Spotify, pero no en físico, porque no venden ni distribuyen, se venden a cuenta gotas. Además, la gente tampoco tiene aparatos para reproducir discos, eso limita el mercado. Es un esfuerzo tirado a la basura”.

Horacio Franco enfatiza en que a pesar de las limitantes, las nuevas generaciones sí quieren conocer de música barroca, contemporánea, sinfónica y ópera, aunque el año electoral empeora la oferta en este sector.

“Es un año muy difícil, para todas las artes, es el año de cambio de sexenio, si en 2017 fue difícil conseguir dinero para la música, o para la cultura, este año será peor. Deberíamos hacer más ópera en todo el país, ópera de mejor calidad, confiar en los cantantes mexicanos, invertir en la ópera contemporánea y de diferentes épocas”, concluye.

Imprimir