Fundamental la definición de una agenda migratoria para 2018

Diva Hadamira Gastélum

A casi un año de la toma de posesión de Donald Trump, como presidente de los Estados Unidos, misma que inicio en medio de manifestaciones de rechazo alrededor de todo el país; los niveles de desaprobación de su gobierno han alcanzado los más altos índices en los últimos 70 años. Pues de acuerdo con la encuesta realizada por los diarios de The Washington Post y ABC News, el 59 por ciento de las y los estadunidenses desaprueba su trabajo en la Casa Blanca y solo el 37 por ciento apoya las acciones de su administración.
De todos es conocido que desde su llegada a la presidencia, se ha manejado en medio de una serie de contradicciones y decisiones erróneas, mismas que han afectado a la propia ciudadanía estadunidense, y a países integrantes de la Unión Europea, de la Organización de las Naciones Unidas, incluido México.
Este primer año ha sido de altibajos, de confrontaciones y decisiones improvisadas, siempre en favor de sus intereses ocultos en los propios de los estadunidenses; como la construcción del muro, el anuncio del fin del programa DACA donde cientos de jóvenes migrantes latinoamericanos en su mayoría han sido deportados de una forma ilegal. Asimismo, la necedad de terminar con el TLCAN y la serie de disputas comerciales y militares con países como Alemania, Rusia, Corea del Norte, Irán, Palestina, entre otros; sin olvidar el gran desacuerdo en materia de medio ambiente al retirarse del Acuerdo París y del Pacto Mundial de Migración.
Hace unos días fue publicado el libro Fuego y Furia de la autoría del periodista Michael Wolff, donde resalta que la única pretensión del ahora presidente era ganar riqueza y fama; además de poner en entre dicho sus problemas de salud mental que se reflejan en su gran mayoría en sus reuniones y anuncios oficiales. En un parecido a cualquier dictador, Trump intentó a toda costa evitar que el libro se publicara, por su puesto, con resultados negativos hacia él y su administración.
Durante este año, nuestro país ha vivido una serie de confrontaciones en materia económica principalmente la volatilidad de los mercados financieros; sin embargo y muy a pesar de sus frecuentes amenazas comerciales y el anuncio de la salida de Unión Americana del TLCAN, la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), señaló que en la industria automotriz cerró 2017 con un récord en la producción y exportación de vehículos, teniendo un crecimiento del 9 por ciento en comparación con 2016.
El panorama migratorio para nuestros connacionales en Estados Unidos no fue tan hostil, pues a pesar de las acciones ejecutivas para la creación de un muro fronterizo y el aumento del número de centros de detención y agentes migratorios, la deportación masiva esperada terminó con cifras más bajas que en la administración de Barack Obama, y este año podrían ser aún menos.
Y es que a pesar de su tajante decisión de terminar con el programa DACA en septiembre pasado, hace algunos días fue bloqueada por un juez federal, manteniendo así el programa en los mismos términos y amparando a más de 600,000 mexicanos jóvenes inscritos en él. Ahora la legalización de los llamados dreamers la utiliza como un instrumento de negociación no sólo para conseguir los fondos para la construcción del muro fronterizo, sino también para cambiar la Ley de Inmigración y Nacionalidad vigente desde 1965.
Iniciamos un año complejo, viviremos un proceso de elecciones que definirán en cierta medida el rumbo de nuestro país, por ello me parece fundamental que hagamos de estas próximas elecciones un ejemplo de civilidad, ciudadanía, respeto y tolerancia para un nación que hoy más que nunca requiere de la participación de todas y todos por igual.  
Además importante la definición de una agenda de atención migratoria tanto interna como externa. Para México, un país con más de 12 millones de connacionales en el extranjero de los cuales un 90 por ciento residen en Estados Unidos, es vital tomar este tema como estándar en la agenda política.
Esperemos que este 2018 sea un año de acuerdos positivos a favor de la ciudadanía mexicana.


Presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género
@DivaGastelum

 

 

Imprimir

Comentarios