Macron pide acabar con "profundas disfunciones" de la Convención de Dublín | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 11 de Enero, 2018

Macron pide acabar con "profundas disfunciones" de la Convención de Dublín

Macron pide acabar con

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, pidió hoy la aprobación de nuevas normas que acaben con "las profundas disfunciones" de la Convención de Dublín, que regula el reparto de los candidatos de asilo en la Unión Europea.

En este sentido, destacó la gestión del fenómeno migratorio llevada a cabo por Italia en el Mediterráneo, que a su juicio ha logrado "reducir la desestabilización" en la zona, defendió en rueda de prensa tras reunirse en Roma con el primer ministro italiano en funciones Paolo Gentiloni.

De este modo, se refirió a la reducción de casi el 30 % del número de desembarcos de inmigrantes en puertos italianos en 2017 (119.369, según el Ministerio del Interior), gracias a los acuerdos entablados por Roma con países de origen y tránsito de inmigrantes, como Libia.

Italia también desplegará una misión militar en Níger para luchar contra los traficantes de seres humanos, algo que Macron agradeció al considerarlo "importante y coherente con la política migratoria y de seguridad común" en Europa.

También destacó su compromiso y el de Italia en estabilizar Libia, un país sin Estado y sumida en el conflicto desde el 2011 y desde donde zarpa la mayor parte de los inmigrantes que son rescatados en alta mar y trasladados a puertos italianos.

El mandatario francés avanzó que "continuaremos trabajando en un modo cada vez más eficaz contra los traficantes de seres humanos, las armas y las drogas", especialmente, apuntó, en la zona del Sahel.

Por su parte Gentiloni, ensalzó la colaboración entre Italia y Francia y opinó que la política europea debe ir encaminada a "transformar el fenómeno migratorio de un fenómeno ilegal gestionado por mafias a un fenómeno legal y que puede gestionarse".

Y los resultados de Italia en 2017, en su opinión, "demuestran que el camino hacia ese objetivo no es imposible".

Gentiloni destacó además la disminución del número de muertes en el mar en 2017, que fueron 3.116 frente a las 4.967 estimadas en 2016 por la Organización Internacional para las Migraciones.

Pero defendió que el hecho de que hayan perecido menos personas en su intento por llegar a las costas europeas "no puede hacernos olvidar que ya no hay muerte en el Mediterráneo y en el desierto" africano que muchos subsaharianos cruzan en su periplo hacia el norte.

Imprimir