Mundo

Gobierno español descarta investidura telemática de Puigdemont

El gobierno español descartó que el Parlamento de Cataluña, en el noreste de España, pueda celebrar una investidura telemática para votar de nuevo como presidente a Carles Puigdemont, si éste permanece en Bruselas, Bélgica.

En un informe jurídico difundido este jueves, el gobierno de Mariano Rajoy analizó la propuesta que el independentismo lanzó como una posibilidad para la formación de gobierno, tras las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña, con Puigdemont en su intento de ser reelecto.

El dirigente independentista está en la capital belga desde noviembre pasado para evitar su detención en España, donde se le acusa de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos, presuntamente cometidos en el proceso que llevó a la declaración de independencia de Cataluña en octubre de 2017.

Las fuerzas independentistas ganaron las elecciones (con la suma de escaños en el Parlamento local entre Juntos por Cataluña que encabeza Puigdemont, Esquerra Republicana de Cataluña y los anticapitalistas de la Candidatura de Unidad Popular) negocian cómo formar el nuevo gobierno.

La coalición Juntos por Cataluña ha descartado que Puigdemont regrese a Barcelona para participar del debate de investidura, ante el riesgo de ser detenido y llevado a prisión, por lo que plantea una investidura telemática, por videoconferencia, o a través de un orador representante.

Ante ello, el informe del gobierno español considera según el Estatuto de Autonomía de Cataluña, el candidato a presidente de la Generalitat debe presentarse personalmente para pedir el apoyo de la cámara y presentar su programa de gobierno.

“Por lo que no cabe entender que no sea capaz de presentarse físicamente en el momento en que solicita la investidura de la cámara”, según el documento.

Asimismo, los servicios jurídicos del gobierno español dejaron claro en su informe que la participación del candidato puede ser desde su escaño o desde la tribuna de oradores, por lo que no cabe otra forma de solicitar ser votado presidente.

En el caso de la delegación en otro diputado, el gobierno remarcó en su informe que se trata de una posibilidad solo para la votación, pero no para el debate parlamentario que conlleva una investidura.

Las formaciones independentistas esperan la opinión de los letrados del Parlamento catalán, para saber si mantendrán o no la opción de Puigdemont como candidato a la Presidencia.

Imprimir