Mundo

Ecuador nacionalizó a Assange para intentar inmunidad diplomática

El Reino Unido rechazó conceder el estatus al fundador de WikiLeaks, ya que ello le permitiría dejar la embajada ecuatoriana en Londres sin poder ser detenido

El gobierno de Ecuador confirmó ayer que le concedió la nacionalidad del país al fundador del portal de internet WikiLeaks, Julian Assange, en un intento de acreditarlo como diplomático de su embajada en Londres, destacó la cadena británica BBC.

La canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, ratificó lo que ya había sido adelantado por medios locales días antes, que Assange fue naturalizado el 12 de diciembre del 2017.

La funcionaria ratificó ante periodistas que se le concedió la naturalización el 12 de diciembre del año pasado, luego de que Assange la pidiera a la Cancillería el 16 se septiembre de 2017.

“Lo que hace la naturalización es darle un anillo más de protección al asilado y no altera, de ningún modo, más bien fortalece su condición de persona internacionalmente protegida”, indicó la titular de la diplomacia ecuatoriana.

PROyECCIÓN. Y apuntó: “el mandato que tenemos y la obligación internacional y nacional es cuidar y proteger la integridad de Julian Assange y sus derechos humanos. Mientras esas condiciones no estén dadas, nosotros difícilmente podríamos pensar en una salida del asilado de las oficinas de la Embajada de Ecuador en Londres”.

La titular de la diplomacia ecuatoriana señaló que el problema de Assange “no es el tema de enfrentar a la justicia británica. Son temores fundados que tenemos sobre posibles riesgos a la vida y a la integridad del ciudadano Assange, no necesariamente del Reino Unido, sino por parte, posiblemente, de terceros Estados”, dijo.

LONDRES. Poco antes de la información de la funcionaria ecuatoriana, el gobierno británico informó que rechazó la reciente solicitud de Quito de acreditar como diplomático al activista australiano y nacionalizado ecuatoriano, y dijo estar en conversaciones con el gobierno de Ecuador para tratar el asunto.

“Ecuador sabe que la manera de resolver este asunto es que Julian Assange abandone la embajada para enfrentarse a la justicia”, señaló un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Reino Unido.

ANTECEDENTE. El activista australiano está refugiado en la sede diplomática de Ecuador en la capital británica desde 2012. Allí llegó para evadir a la justicia sueca por acusaciones de abusos sexuales. Pero esos cargos ya están prescritos.

Assange, sin embargo, aún teme ser extraditado a Estados Unidos, país afectado por unas filtraciones masivas de documentos secretos con las que WikiLeaks ganó fama mundial.

 

Imprimir