Mundo

¿Por qué tenemos aquí a gente de países de mierda?

Trump humilla a los inmigrantes de El Salvador, Haití y países africanos, días después de eliminar la protección a 200 mil salvadoreños. Se pregunta que por qué no vienen mejor de Noruega

La naturaleza racista de Donald Trump salió ayer a flote como nunca antes, luego de preguntarse por qué Estados Unidos tiene que recibir inmigrantes de países como El Salvador, Haití o de África, en vez de llegar de la blanca Europa, y puso como ejemplo a Noruega.

“¿Por qué tenemos a toda esta gente de países [que son un] pozo de mierda viniendo aquí?”, afirmó Trump durante una reunión con legisladores en la Casa Blanca, de acuerdo con el diario The Washington Post, que cita a dos fuentes familiarizadas con el encuentro.

Señalando en concreto a los haitianos declaró: ¿Por qué necesitamos a los haitianos, sáquenlos de aquí”.

Propuesta migratoria. Trump reaccionó así cuando un grupo de seis senadores le planteó un proyecto de ley migratorio que eliminaría la lotería de 50 mil visados anuales, muy criticada por Trump, y aportaría fondos para el muro en la frontera. Todo ello a cambio de mantener en EU al casi millón de jóvenes indocumentados que llegaron de bebés al país, y de otorgar visas a muchos de los ciudadanos de países que han sido retirados del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), como El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.

El periódico Los Ángeles Times confirmó la información del Washington Post y el rechazo de Trump al plan, ya que la propuesta bipartidista sería aportar sólo mil millones de dólares a la mejora del muro actual y a mejorar la tecnología de vigilancia en la frontera, en vez de los 18 mil millones que el presidente pidió al Congreso para completar el muro de costa a costa.

Incapaces de repatriarlos. El pasado lunes Trump eliminó definitivamente el TPS, dejando sin protección migratoria a 200 mil salvadoreños, muchos de ellos con hijos estadunidenses y con más de dos décadas de residencia legal en EU, donde fueron acogidos huyendo de la violencia y los desastres naturales. En noviembre hizo lo propio con 59 mil haitianos, a los que pidió que se preparasen para abandonar el país, así como una cifra similar de hondureños, nicaragüenses y casi una decena de países africanos.

Un análisis reciente de la ONG International Crisis Group afirma que El Salvador está incapacitado para recibir a sus 200 mil ciudadanos residentes en EU. Asimismo, subraya que Haití, es acechado por el crimen y los desastres naturales, como el terremoto que mató a casi 300 mil personas en 2010.

Estupefactos. La conversación tuvo lugar en el Despacho Oval, y según las fuentes citadas, los asistentes —congresistas y senadores— quedaron estupefactos por los comentarios despectivos y racistas del presidente.

Interrogado al respecto, un portavoz de la Casa Blanca, Raj Shah, no negó que el presisdente hubiera hecho esas declaraciones. “Ciertos políticos de Washington eligen luchar por países extranjeros, pero el presidente Trump siempre luchará por el pueblo estadunidense”, dijo.

Según el vocero, “el presidente Trump lucha para conseguir soluciones permanentes que hacen a nuestro país más fuerte, al dar la bienvenida a aquellos que puedan contribuir a nuestra sociedad, hacer crecer nuestra economía e integrarse en nuestra gran nación”.

“Trump siempre rechazará las medidas temporales, débiles y peligrosas que amenacen las vidas de los estadounidenses que trabajan duro, y que socaven a aquellos inmigrantes que buscan una vida mejor en Estados Unidos mediante una vía legal”, indicó Shah.

El lamento de Jeb Bush. Ayer mismo, dos ex rivales de Trump por la candidatura republicana, John Kasich y Jeb Bush escribieron en una carta abierta al presidente de EU, en la que lamentan su decisión de poner en vía de deportación a decenas de miles de centroamericanos y haitianos.

 

Imprimir