Los presentes, un drama fantástico sobre la fragilidad de las familias | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 11 de Enero, 2018

Los presentes, un drama fantástico sobre la fragilidad de las familias

Los presentes, un drama fantástico sobre la fragilidad de las familias | La Crónica de Hoy

“Yo soy Ofelia, la mujer que no ha podido descansar, la mujer interpretada por millones, destruyó el campo de guerra que fue mi propio hogar”,  narra en un momento la cinta Los presentes, que trae consigo como uno de sus temas principales el de la fragilidad de la estructura familiar.
El cineasta Alejandro Molina presentó su segundo largometraje en el género de drama fantástico luego del éxito de su opera prima De día y de noche del 2010, la cual está dedicada al actor Guillermo Larrea, quien encarna a un psicólogo, fallecido en 2014 y quien ya no pudo ver el trabajo concluido.
“La idea nació durante una clase que daba en Arte 7, que consistía en llevar mitos y leyendas a un contexto contemporáneo, un alumno llevo el de los volcanes mientras yo estaba leyendo el monólogo de Ofelia y se combinaron las ideas surgiendo la historia de una familia y la condición de la mujer” comentó el cineasta.
La historia habla sobre Ana, una actriz de alrededor de 30 años que está por iniciar los ensayos de una adaptación de Hamlet. Esta obra hace años la unió con Eduardo, su esposo, con quien tiene un hijo, Alex. En el ensayo, Ana despierta el espíritu de Ofelia transformando su persona hasta colapsar. Los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl serán testigos del poder de los lazos familiares ocupando su eterno lugar como Los Presentes.
“Es una historia diferente llena de simbolismos y elementos, donde retomó el mito del Popocatépetl y el Iztaccíhuatl, así como un poco de la literatura occidental para dar forma a esta historia familiar”, dijo el director.
Los presentes se estrena este viernes 12 a nivel nacional. Protagonizado por Camila Selser, Mariana Burelli, Moisés Arizmendi y Aquiles Cervantes, aborda el tema de la desintegración de la familiar, no solo por la infidelidad, también por el descontento de la vida conyugal y cómo esto perjudica a los hijos.
“Los volcanes se vuelven sinodales, el paisaje ayudo mucho a cuestiones estéticas y de fotografía, de hecho la película se llama así porque los volcanes siempre han estado en la historia del país, tanto como nación como individualmente, siempre han sido de suma importancia para mí”, concluyó el cineasta.

Imprimir