Negocios

Enfrenta inflación tiempos adversos, no vistos en 20 años, alerta Banxico

El aumento en el gas LP en 2017 se debió principalmente a los bajos inventarios de propano en EU, y las variaciones climatológicas que afectaron los precios de los productos agropecuarios

El Gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, aseguró que la inflación enfrenta tiempos adversos que la han llevado a alcanzar niveles no vistos en casi dos décadas; sin embargo confió que las presiones que han afectado a los precios de los productos y servicios son transitorias.

Durante su presentación en el Seminario de Perspectivas Económicas 2018, organizado por el ITAM, el titular del organismo aseguró que a partir de enero, los precios de los productos y servicios comenzarán a descender, y previó que hacia adelante esa tendencia se mantendrá, ya que “no se espera un proceso de aceleración de la inflación en los próximos meses”.

Asimismo, explicó que las presiones que afectaron la trayectoria de la inflación durante el 2017 fueron las alzas en el precio del gas LP, combustible que a lo largo del año se encareció un 44 por ciento. Además de los aumentos que presentaron los precios de las gasolinas, el diésel y algunos productos agropecuarios.

A pesar de ello, Díaz de León consideró que la inflación no se encuentra fuera de control, pues reiteró que el incremento reportado en meses anteriores se debe a un efecto transitorio en precios de los combustibles y agropecuarios, por lo que al cierre del año estimó que la inflación se acerque a la meta del 3.0 por ciento.

“Es claro que estamos enfrentando tiempos adversos, pero la política monetaria que se ha implementado es la correcta. En el mediano plazo vemos mucho mejor contenidas las expectativas de inflación y esperamos una reducción desde el dato de enero, que continuará con una tendencia decreciente a lo largo del año”, dijo.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), al cierre del año, la inflación anual alcanzó su nivel máximo en 17 años, al ubicarse en 6.77 por ciento, debido principalmente al aumento de precios del gas LP, jitomate, servicios de transporte aéreo y la gasolina de bajo octanaje.

El gobernador del Banxico señaló que el aumento en el gas LP en 2017 se debió principalmente a los bajos inventarios de propano en Estados Unidos, y las variaciones climatológicas afectaron los precios de los productos agropecuarios, efectos que calificó como transitorios, mismos que deberán de eliminarse en el futuro cercano.

En tanto que consideró como riesgos para la inflación, la incertidumbre generada por la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) y la volatilidad que pudiera provocar el proceso electoral de México.

 

Imprimir