Dinero ilegal en campañas - Luis Sánchez Jiménez | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 11 de Enero, 2018
Dinero ilegal en campañas | La Crónica de Hoy

Dinero ilegal en campañas

Luis Sánchez Jiménez

La investigación que realiza la Fiscalía General de Chihuahua, por el desvío de 250 millones de pesos del erario público para destinarse al PRI nacional y solventar gastos de campaña en el proceso electoral de 2016, documenta los “usos y costumbres” del PRI para ganar elecciones, o como se dice que afirmó el máximo dirigente priista y además Presidente de la República, muestra cómo él sí sabe ganar elecciones.

Por desgracia para la democracia mexicana, no constituye ninguna novedad conocer de prácticas y procedimientos alejados de las leyes para beneficiar a uno u otro partido político, lo que sí es un elemento singular es que sea una instancia de procuración de justicia, en este caso la Fiscalía General del estado de Chihuahua, la que documente, y con ello inicie un procedimiento judicial, el modus operandi utilizado por funcionarios de la administración del exgobernador, César Duarte Jáquez, y operadores del PRI nacional y estatal, para desviar recursos públicos y destinarlos a las campañas de sus candidatos, al menos en aquella entidad y se puede presumir que en otras más en el 2016.

Lo que la Fiscalía General de Chihuahua identificó y tiene elementos suficientes de prueba, es que la administración anterior pagó a empresas para dar talleres a padres de familia, realizar cursos motivacionales para profesores, otro sobre medio ambiente y la supuesta instalación de un software para realizar trámites escolares; dichos servicios nunca se realizaron y su pago fue para desviar 250 millones de pesos hacia el PRI nacional.

El exsecretario de Educación, Cultura y Deporte de Chihuahua, Ricardo Yáñez, quien está detenido y ya fue sentenciado a cuatro años de prisión por el delito de peculado por 250 millones de pesos, proporcionó información que detalla ese quebranto. Por otra parte, Jaime Herrera Corral, quien era el secretario de Hacienda en la administración de Duarte, declaró ante la Fiscalía de Chihuahua que el mecanismo para desaparecer los recursos públicos y entregarlos al PRI, fue mediante cuatro contratos a empresas dedicadas a lavar ese dinero.

Uno de estos contratos fue el SH/AD/078/2016 en el cual se destinaron 55 millones de pesos a talleres para padres de familia de nivel preescolar y primaria, los cuales realizaría la empresa Servicios y Asesorías Samex S.C.

Otro fue también por 55 millones de pesos, el SH/AD/079/2016, entregados a la empresa Servicios y Asesorías Sinax S.A de C.V., que serían destinados a capacitación y actualización de docentes y evaluación de personalidades, motivaciones y áreas de oportunidad.

El tercer contrato, identificado como SH/AD/080/2016, fue por 46 millones de pesos en un curso de medio ambiente que presuntamente realizaría la empresa SISASS, S.A. de C.V.

En tanto, otros 90 millones de pesos fueron destinados a la empresa Despacho de Profesionistas Futura, que presentaría una planeación, diseño e implementación del software “Sistema Integral de Trámites y Movimiento de Personal del Subsistema Estatal”.

Lo que la Fiscalía de Chihuahua ejecutó fue una acción de combate a la corrupción como no se había visto antes por un gobierno estatal. Producto de esta investigación se realiza, también, la detención de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, secretario General Adjunto durante la Presidencia de Manlio Fabio Beltrones en el PRI, como coautor intelectual del desfalco al erario público de esa entidad y que, por su carácter de dirigente nacional, hace presumible la imputación de que se replicó este modus operandi en otras entidades para proporcionar recursos adicionales a los candidatos del PRI en los estados de Veracruz y Tamaulipas, además de Chihuahua

¿Cómo gana las elecciones el PRI? Con recursos públicos y privados. Con dinero aportado por gobiernos estatales mediante simulaciones de obras y servicios no realizados, por los que se obtienen recursos líquidos; también mediante aportaciones de empresas privadas para “asegurar” favores y contratos futuros, como el caso de OHL en el Edomex y los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, en su versión “estafa maestra”, que en una decena de países latinoamericanos se ha probado que los sobornos se usaron para campañas electorales, pero casualmente en México la investigación sigue en el limbo y se destituyó al procurador que hacía la investigación desde la Fepade.

Lo que el INE ha dado cuenta ayer es algo que ya sabíamos pero no deja de ser relevante: la dispersión de los recursos obtenidos y utilizados para la jornada electoral, para pagar la estructura del PRI y sus representantes, se hace mediante dinero no reportado a la autoridad electoral y utilizando empresas que simulan pagos a gente que casualmente ese día es representante de casilla o distrital por el PRI.

Para las elecciones federales y locales de este año, las autoridades electorales, los tribunales y la Fepade, no deben ser omisas, ni dilatar investigaciones cuando se denuncien delitos o irregularidades. La credibilidad en la democracia electoral y en el sistema político mismo está en juego.


Coordinador del PRD en el Senado de la República

 

Imprimir

Comentarios