Ciudad

Plan de Reconstrucción, transexenal; atenderá a 110 mil damnificados

El proyecto, de acuerdo con el Jefe de Gobierno, es innovador y tecnológico; está planteado en seis etapas. Habrá estudios de suelo para reedificaciones y verificaciones pre-sísmicas en los edificios más emblemáticos de la urbe

El gobierno de la Ciudad de México presentó el Plan de Reconstrucción, un proyecto descrito por autoridades como creativo e innovador, que contempla estudios geológicos en las zonas en donde se reedificarán los inmuebles, verificaciones pre-sísmicas en los edificios más emblemáticos de la urbe, la aplicación de programas conforme a las necesidades de 110 mil personas afectadas y el nivel de daño de 6 mil viviendas y 300 condominios, así como la entrega de indemnizaciones en menos de un mes.

Se trata de un plan ambicioso —dividido en seis etapas de desarrollo y 45 programas— que conjuga la visión de especialistas, la experiencia y el conocimiento de autoridades, académicos (incluida la UNAM y la Universidad de Japón) y en el que también participaron los capitalinos.

A decir del jefe del Gobierno, Miguel Ángel Mancera, el objetivo es recuperar viviendas, familias, tranquilidad, transformar infraestructuras y de hacer una ciudad mejor preparada para lo que venga.

“La tarea de reconstrucción y de tener una ciudad más resiliente rebasa por mucho el ejercicio de un solo gobierno. Es una tarea que debe estar alimentada permanentemente”, así lo aseguró el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, al encabezar este viernes la presentación del Programa de Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México y la nueva Plataforma CDMX”, explicó Mancera.

En tanto que el encargado del proyecto, el comisionado Ricardo Becerra, indicó que su equipo elaboró el programa el cual fue sometido a consideración del ejecutivo local para su aprobación.

“Este programa está precedido por momentos clave. Este programa es en realidad una política, es decir, una manera de hacer las cosas en una situación extraordinaria en nuestra ciudad. El programa debe concebirse como una política que abre alternativas distintas a las que existen en condiciones normales”, dijo Becerra.

El comisionado explicó que las cuatro columnas de este programa son: la Ley de Reconstrucción y su mandato, la investigación y el conocimiento científico moderno de la ciudad, las medidas que durante la emergencia ponga en marcha el Jefe de Gobierno y los resultados de la escucha con las personas afectadas por el sismo.

Dejó en claro que el programa se divide en otros 45, con lo que habrá acciones masivas en pro de la reconstrucción y de los damnificados.

Indicó que uno de los 45 programas contempla que la tramitología de cada delegación sea uniformada; con lo que se busca agilizar la reedificación de viviendas, lo cual durará hasta 5 años.

Señaló que el proyecto está planteado a futuro, por lo que las siguientes administraciones deberán darle seguimiento.

LEY. Sobre la Ley de Reconstrucción que se planteó con la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en la que se exige la realización del programa presentado, dijo que es un instrumento para las siguientes etapas y que va a permitir de manera ordenada, que se continúe con un ejercicio de recuperación y de resiliencia de la capital del país.

Insistió en que no solo es importante la recuperación y transformación de la Ciudad de México, sino además aprender a vivir con la certeza sísmica, por lo que la ciudad debe estar preparada en la cultura de la prevención de riesgos y de reacción a las contingencias.

Directrices del plan

-Centrar la reconstrucción en los derechos de las personas.

-Alinear las acciones de reconstrucción a los principios de la Constitución CDMX.

-Generar acciones extraordinarias ante una situación extraordinaria.

-Reconocer los límites físicos de la urbe: reconciliación de la ciudad con la sustentabilidad hídrica.

-En lo posible, no generar desplazamientos humanos (recuperación de la vida barrial).

-Aprovechar las energías sociales y los deberes de solidaridad que mostró la población de la ciudad.

-Una reconstrucción para la inclusión de género y de grupos vulnerables.

-La reconstrucción heredará una ciudad más segura que la que teníamos el 18 de septiembre (nuevas reglas de construcción y nuevos protocolos de seguridad humana).

-Una reconstrucción para igualar las condiciones sociales y económicas en la CDMX.

-Modernización radical de los servicios vitales de la metrópoli.

-Proceso participativo y transparente.

Imprimir