Espectáculos

Jesse & Joy reflexionan sobre la educación musical en México

Los músicos ofrecieron su primer concierto del año en la ciudad guanajuatense.

Hace poco más de 10 años, los hermanos Jesse & Joy iniciaron su travesía musical en una industria que consideran difícil en muchas vertientes, y previamente a la presentación que tuvieron el fin de semana en la Feria de León, el dueto reflexionó en conferencia de prensa sobre este tema y la emoción que les hubiera provocado recibir educación musical desde la infancia:

“Estamos muy felices de poder continuar aquí haciendo lo que nos gusta, después de tantos años... Aunque de niños vivimos rodeados de música en nuestra casa, no tuvimos la oportunidad de una formación musical a temprana edad y nos hubiera encantado tenerla”, aseguraron para enfatizar cómo han vivido el poder de la música.

En este sentido, Jesse & Joy admiten que los menores de edad de México deberían tener la posibilidad de concebir y aprender música para que sea inherente a ellos y se conviertan en mejores seres humanos:

“La música nos despierta otra parte del ser, todos nacemos con esta dirección y es muy bonito cuando a los bebés les ponen música y bailan, simplemente es algo maravilloso. Sería bonito que se implementaran clases de manera formal, no sólo para que los niños tengan una materia más sino para que tengan un conocimiento más elaborado”, expresó Joy.

Viña del Mar. En otros temas, Jesse y Joy han comenzado a ensayar para tener su segunda presentación en el Festival de Viña del Mar, esto el próximo 12 de febrero en Chile, con boletos casi agotados según el portal en línea del evento.

Al respecto, el dueto se siente agradecido con el público que los ha visto crecer desde su primer disco Ésta es mi vida y reafirmaron que aunque cada vez pisan más escenarios internacionales, siempre buscarán tocar para su gente mexicana:

“Todos los escenarios son importantes, pero hay festivales en los cuales hay una mayor importancia por la gran difusión que se les da y es el caso de Viña del Mar, aunque para nosotros todos los lugares son sagrados, todos tiene algo especial y no se diga México, se siente bonito ser parte de aquí y será bonito llegar a Chile con la bandera y la cabeza en alto”, comentó el dueto.

Después de estas declaraciones, Jesse & Joy ofrecieron el primer concierto del año en la Feria de León como parte de su gira Un besito más, con la que llevan casi dos años.

Temas como “No soy una de esas”, “Ya no quiero” y “Chocolate” dieron inicio a una fría velada en la que predominó un público joven que coreó cada una de las 17 melodías durante casi dos horas de recital, el cual estuvo compuesto por una sencilla escenografía y momentos acústicos, pese a las fallas de audio en la primera canción.

Entre gritos de un par de chicas, pancartas, fuegos artificiales, comentarios de Jesse acerca del amor, las relaciones de pareja y México, avanzó la noche que cada vez se hacía más fría y recibía el sonido del dueto que deleitó el corazón de más de 5 mil personas con éxitos como “Dueles”, “La de la mala suerte”, “Espacio sideral” y “Ecos de amor” que dio fin a la velada.

Imprimir