La hija favorita de Chávez, la apuesta del chavismo para sacar del poder a Maduro | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Sábado 13 de Enero, 2018

La hija favorita de Chávez, la apuesta del chavismo para sacar del poder a Maduro

Heredera. Un reporte del 14 de mayo del 2014 publicado por el diario El Carabobeño destaca que María Gabriela Chávez, en una visita que hizo a Fidel Castro, le hizo saber que quería ser la próxima candidata presidencial del oficialismo y ser también la nueva presidenta del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) creado por su padre

La hija favorita de Chávez, la apuesta del chavismo para sacar del poder a Maduro | La Crónica de Hoy
María Gabriela Chávez cuando visitó en La Habana a Fidel Castro en 2014.

Sin experiencia política y respaldada solo por haber sido la hija favorita del fallecido ex presidente venezolano Hugo Chávez y ser discípula de los líderes cubanos (el extinto) Fidel Castro y el aún mandatario Raúl Castro, María Gabriela Chávez, actualmente embajadora alterna del régimen de Nicolás Maduro ante la ONU, se perfila como la apuesta de gran parte del chavismo para arrebatar el poder al dictador en las elecciones presidenciales de este año y pactadas para diciembre próximo, destacaron medios venezolanos como los periódicos El Nacional, El Carabobeño, el diario español ABC y la cadena CNN.

Mientras la crisis económica y social sigue devorando a Venezuela, lo que ha provocado un inevitable divorcio entre el chavismo y el dictador Nicolás Maduro, grupos afines al exmandatario Hugo Chávez ya comenzaron a marcar su distancia con el actual régimen, por lo que ya evalúan sus opciones para elegir al candidato que saque del poder al actual gobernante.

Medios venezolanos e internacionales aseguran que la apuesta de gran parte de la dividida cúpula chavista es María Gabriela Chávez, la segunda de los cinco hijos conocidos que tuvo el fallecido comandante (Rosa Virginia, Hugo Alejandro, Rosinés y Sara Manuela).

La cadena CNN y el periódico español La Vanguardia, así como el diario venezolano El Nacional, señalan que el divisionismo dentro de la cúpula chavista ha llevado a que entre los mismos líderes del bloque creado por Chávez exista distanciamiento desde hace varios años y se ha notado por las marcadas preferencias entre los que quieren seguir con Nicolás Maduro, como el vicepresidente Tarek El Aissimi; el ministro del Interior, Andrés Reverol López, y Diosdado Cabello, número dos de la Asamblea Nacional Constituyente; y los que han comenzado a mirar hacia otras posibles opciones y entre ellos se encuentra Vladimir Padrino, general jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, uno de los preferidos del chavismo desde 2002, cuando ayudó a regresar a Chávez al poder luego de una intentona golpista, y el director de la Policía Nacional Bolivariana, Carlos Alfredo Pérez Ampueda, entre otros.

LEGADO. Marygaby, como es conocida la hija de Chávez, pese a tener aún el encargo de Nicolás Maduro de ser desde 2015 embajadora alterna de Venezuela ante la ONU, aunque no ha expresado críticas hacia el régimen por la crisis social, política y económica que vive el país, no descarta recuperar el legado que dejó su padre y que el actual régimen se ha encargado de borrar.

De acuerdo con el portal Noticas24.com, María Gabriela, que ejerció de primera dama al acompañar a su padre en las giras internacionales entre 2004 y 2012, ve con optimismo que en caso de ser la candidata del chavismo para la presidencia, no descarta tener el apoyo de todos los colectivos sociales (muchos de los cuales hoy están en guerra contra el régimen) y también que en algún momento cuente con el apoyo de la oposición para conseguir su objetivo.

Información de diciembre pasado del periódico El Nacional, que cita al periodista y excandidato a la alcaldía de Caracas, Manuel Isidro Molina, asegura que la hija de Chávez está confiada en que podría llegar a ser presidenta de Venezuela, ya que no sólo cuenta con importante apoyo de sectores populares del chavismo, sino que tiene también el respaldo del presidente cubano Raúl Castro.

Molina informó que la candidatura de la hija favorita del extinto Hugo Chávez cuenta también con el apoyo de importantes sectores populares del chavismo que se han sumado a las protestas de la oposición por la falta de ayuda social y desabasto de alimentos.

RUMORES. Gabriela Chávez tiene 34 años, posee formación en ciencias políticas y en comunicación. Desde que fue elegida embajadora venezolana en Naciones Unidas en 2015, han aumentado los rumores de que podría ser la candidata del chavismo en las próximas elecciones presidenciales.

La razón para tomarla en cuenta como presidenciable, según el periódico El Carabobeño, no es su perfil político ni su liderazgo, sino su apellido, y según analistas políticos venezolanos, ella podría recuperar el legado que su padre mantuvo firme y que ahora Maduro se encargó de enterrar.

Un reporte del 14 de mayo del 2014 publicado por el diario El Carabobeño, destaca que la hija predilecta de Chávez no ha ocultado su inconformidad con el régimen de Maduro, al que acusó en una visita que le hizo a Fidel Castro en La Habana, de negociar la entrega de posiciones claves del poder a los grupos que ella denominó de la derecha capitalista. Pero eso no fue todo, Marigaby le hizo saber a Fidel Castro que ella quería ser la próxima candidata presidencial del oficialismo, y ser también la nueva presidenta del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) creado por su padre, para lo cual podría contar con el apoyo de Diosdado Cabello, actualmente número dos de la farsa de Asamblea Nacional Constituyente.

ADVERTENCIA. Según El Carabobeño y el diario El Nacional, que citan a medios oficiales de Cuba, Fidel le aconsejó a María Gabriela no precipitarse y le advirtió, además, que los grandes riesgos que tiene por delante en sus aspiraciones presidenciales son el propio Disodado Cabello, un incondicional de Maduro, y un posible golpe militar.

Por otra parte, el periódico El Universal y el portal Noticias24 reportaron que tras esta visita de la hija de Chávez a Fidel y Raúl Castro siguieron otras más, lo que causó el enfado de Maduro, quien no reclamó nada a Marygaby, a quien, según la oposición venezolana, el dictador le encargó ser la embajadora alterna del país ante la ONU, no para debatir la posición de Venezuela ante el mundo, sino para vigilarla de cerca y mantenerla lejos de los líderes cubanos.

Tras la muerte de Fidel Castro el 25 de noviembre de 2016, la hija de Chávez ha buscado al mandatario cubano Raúl Castro, quien le ha expresado su apoyo en los proyectos futuros, entre ellos su aspiración presidencial.

Para el régimen cubano, el que María Gabriela llegue a la presidencia de Venezuela significaría la esperanza de la isla para mantener el subsidio de petróleo gratuito y que oscila entre los 7 mil y 8 mil millones de dólares anuales por los más de 100 mil barriles diarios de crudo.

En tanto, un reporte del periódico español ABC refiere que el gobierno de Maduro se ha encargado de poner el nombre de Venezuela al nivel de naciones con serios problemas de crisis y pobreza como Sudán del Sur, Yemen, Somalia y Haití. Su gestión es desastrosa y los militares cada vez tienen más puestos de responsabilidad en el gobierno y las instituciones, por lo que no sería extraño ver que las Fuerzas Armadas dieran su apoyo a un candidato que recupere los ideales chavistas.

Imprimir