Mundo

Petrolero iraní se hunde con 29 marineros desaparecidos

Tras una fuerte explosión, el buque, que se incendió el 6 de enero en el mar de China Oriental, se hundió con parte de la tripulación

El petrolero llevaba ocho días ardiendo.

El petrolero iraní accidentado en el mar de China Oriental se hundió ayer por completo, ocho días después de chocar con un carguero de Hong Kong en el mar de China Oriental, lo que causó una fuerte explosión, seguido de un incendio. El barco se hundió con 29 marineros que estaban desaparecidos y con posibilidades casi nulas de rescatar los cuerpos.

Los cuerpos de tres de los 32 marineros —treinta iraníes y dos bengalíes— fueron hallados en los últimos días, pero el responsable del comité especial iraní para el seguimiento del accidente, Alí Rabií, descartó ayer que en las actuales circunstancias  se pueda encontrar el resto de los cadáveres.

Rabií explicó que mantenían la esperanza de poder salvar a algunos tripulantes del petrolero, pero que según la opinión de los expertos “toda la tripulación perdió la vida el mismo día del accidente”.

En la misma línea, el portavoz del comité de crisis, Mohamad Rastad, dijo que la tripulación falleció “a causa de la potente explosión y de las emanaciones de gases tóxicos”. El vocero señaló también que la operación para extinguir el fuego y poder así entrar en el petrolero, en la que participaron equipos de China, Irán, Japón y Corea del Sur, fracasó debido a las consecutivas explosiones registradas.

La última explosión, ayer, provocó llamas de entre 800 y mil metros de altura e hizo que el petrolero comenzara a hundirse por la proa.

Marea negra. El ministerio chino de Transporte informó que los derrames de petróleo todavía siguen ardiendo en el mar. El “Sanchi”, registrado en Panamá, transportaba 136 mil toneladas de petróleo condensado cuando chocó con el carguero CF “Crystal”, cuyos 21 tripulantes, todos de nacionalidad china, pudieron ser rescatados el mismo día del accidente.

 

Imprimir