El guiñol de los “independientes”

Rafael Cardona

En la mitología de la corrección política nacional, los maniqueos han hallado varios personajes impolutos a quienes automáticamente coloca en el bando de la pureza. Y una de esas variedades inmaculadas, es la de los “independientes”.

La otra fuente de limpieza total es la política detergente de Andrés Manuel, cuya proximidad sana, cura y da esplendor, pero eso será para otro día.

De acuerdo con la falsa definición de los bien portados, todo esfuerzo ciudadano es intrínsecamente puro. La espontaneidad (si la hubiera) de las ONG es incuestionable, tanto como su limpieza, honestidad y decoro extremos. Ellos son, por auto elección y auto confirmación, la respuesta a todos los males de México. Ellos son la salvación.

Pero en la mayoría de los casos no son sino trepadores y ambiciosos cuya presencia tiene como objeto el acceso al poder, ya sea en sus personas o de quienes son sus invisibles patronos y patrocinadores.

La tan censurada opacidad a la cual se refieren una y otra vez, cuando hablan de la corrupción en el gobierno y los partidos, no se evita en la contabilidad de las candidaturas independientes. Pero las cosas se saben, tarde o temprano.

Y ahora, casi en los comienzos de todo este proceso, el INE encuentra lo obvio. No se necesitó a Sherlock Holmes ni se pusieron oficinas en Baker Street. Nada más fue cosa de abrir los ojos a lo evidente: el tráfico de firmas para lograr los registros. Veamos.

“(EF).- El Instituto Nacional Electoral inició (11.01.18) un procedimiento administrativo sancionador de forma oficiosa para deslindar responsabilidades por irregularidades encontradas en los apoyos recopilados por los aspirantes a candidatos independientes.

“Sin que esté considerado el delito por el tráfico de datos del padrón electoral, la autoridad electoral encontró que los aspirantes a diputados federales realizaron registros de apoyos con anomalías”.

Y no, no es un delito, pero es una muestra de cómo los trastupijes se cometen más allá de la invocada limpieza y pureza de los incorruptibles “independientes”, cuya conducta se quiere presentar como la exorcismo al maligno entorno nacional, como todos los demás, ellos también tienen sus triquiñuelas.

Obviamente los señores consejeros, como los cazadores mediocres, prefieren tirarle a los conejos y no buscar piezas mayores en su excursión moralizante y justiciera; por eso sus pesquisas se quedan en los aspirantes a diputaciones o senadurías y no le meten el diente en serio a las grandes maquinaciones del Bronco o la señora Zavala de Calderón, cuyo sostenimiento económico proviene —en actitud opuesta a la noción de “independencia”—, directamente de las arcas federales a través de la pensión de su marido.

Nada hay de negativo, se dirá con justicia, en un caballero cuyos votos matrimoniales de casa comida y sustento se puedan ampliar a casa, comida, sustento y reelección disfrazada, pero la manera como Felipe Calderón ofreció gastarse su dinero en una fundación para niños enfermos, ha venido a ser una más de sus patrañas.

Al menos eso dijo una nota publicada la semana anterior:

“(R).-Ocho de cada diez pesos que han ingresado a la campaña de la aspirante independiente a la Presidencia Margarita Zavala provienen de las cuentas de su marido, el expresidente Felipe Calderón.

La expanista ha reportado al Instituto Nacional Electoral (INE) ingresos por un millón 532 mil pesos, gracias a las aportaciones de seis donadores.

De ese monto, Felipe Calderón ha aportado un millón 250 mil pesos, que representan 82 por ciento del dinero en efectivo dispuesto por Zavala.

“El primero de noviembre, Calderón aportó 500 mil pesos, y el 5 de diciembre inyectó 750 mil pesos más.

“Además de Calderón, Zavala tiene cuatro donadores más.

“Dos de ellos son exfuncionarios del gobierno de su esposo: Fausto Barajas Cummings, exsubsecretario de Infraestructura de SCT (coordinador de Proyectos del equipo de Zavala), aportó 100 mil pesos, y Juan Alberto Monter Sanabria, exdirector de Centros SCT, aportó otros 100 mil…”

Como vemos la caritativa donación (febrero de 2017) de sus haberes como expresidente, a la pía fundación de menores maltrechos por la vida, “Aquí nadie se rinde”, resultó una más de sus patrañas.

“…Felipe Calderón recibe una pensión mensual de 205 mil pesos como expresidente”.

Pero donde el asunto se pone jocoso, realmente divertido por su grotesca condición, es en el pleito entre algunos de estos “independientes”. Vea usted:

“Pedro Ferriz de Con, aspirante independiente a la Presidencia, pidió sacar de la contienda a sus rivales que han hecho trampa en la recolección de apoyos ciudadanos con la compra de paquetes de credenciales de elector.

“A través de un video en Twitter, el periodista llamó a sus seguidores a firmar y promover una petición en la plataforma “Change.org” para expulsar a los aspirantes a quienes se les comprueben irregularidades en su captación de apoyos ciudadanos.

“Además, criticó a sus rivales Margarita Zavala, Armando Ríos Piter y Jaime Rodríguez Calderón por hacer trampa y elevar el número de sus firmas ilegalmente como lo han hecho algunos aspirantes a diputaciones federales.

“Lo que estoy preguntándoles a ustedes en esta liga es si estarían de acuerdo con que los aspirantes independientes a la Presidencia de México que hayan hecho trampa con las firmas sean expulsados de la contienda”, señaló”.

Aquí nadie se aburre, podríamos decir.

rafael.cardona.sandoval@gmail.com

elcristalazouno@hotmail.com

Imprimir

Comentarios