Hallan restos del maíz más antiguo del noroeste del país | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 15 de Enero, 2018

Hallan restos del maíz más antiguo del noroeste del país

Hallan restos del maíz más antiguo del noroeste del país | La Crónica de Hoy

Investigadores del INAH descubrieron al maíz más antiguo del noroeste del país. Se trata de restos obtenidos en un horno prehispánico, en la zona arqueológica La Playa, en Sonora, y fue fechado en 4299-4142 años antes del presente.

En un comunicado, los especialistas señalan que después de procesar cientos de litros de agua con tierra, una de las materias que flotó resultó ser un fragmento de maíz, que una vez fechado por carbono 14, resultó ser el más temprano del noroeste de México. La muestra fue recabada en septiembre de 2017.

La investigación añade el INAH, tiene el objetivo de conocer la dieta de los antiguos pobladores de La Playa. En los últimos 15 años los arqueólogos Guadalupe Sánchez Miranda y John P. Carpenter, del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Sonora, han excavado aproximadamente 80 hornos de tierra hallados en el sitio arqueológico. En 70 por ciento de éstos encontraron restos de maíz, incluyendo cúpulas (cavidad donde se detiene el grano), granos y tallos carbonizados.

Los hornos de La Playa son hoyos hechos en el suelo que utilizaron piedras ardientes para cocinar alimentos. Su tamaño es variable: miden de medio a un metro de profundidad y pueden tener de un metro a varios de diámetro. Los restos botánicos recuperados en éstos fueron analizados en laboratorio con la técnica de flotación: en arqueología consiste en sumergir la tierra recolectada de las excavaciones en cubetas de agua para que la materia orgánica carbonizada flote. Con el microscopio, se identifican las especies de semillas, tallos y demás partes de plantas presentes.

La arqueóloga Guadalupe Sánchez explicó que La Playa es un sitio arqueológico complejo para su estudio, por lo que en los últimos diez años trabajan equipos interdisciplinarios que cuentan con la participación de edafólogos y geólogos. Éstos analizaron los diferentes sedimentos y corroboraron suelos de 5 mil años de antigüedad.

La arqueóloga detalla: “Durante el periodo altitermal, la gente no pudo habitar el desierto y buscó refugio fuera de él, con pueblos que hablaban su misma lengua: el yuto-aztecano. La gente que emigró hacia el sur convivió con grupos que cultivaban maíz, donde hoy es Sinaloa obtuvieron los granos y aprendieron de aquellas personas.

Imprimir