Ciudad

Mancera deja a dueños de verificentros el futuro de trabajadores

El mandatario asegura que cada empresa debió tomar sus providencias ante el cierre de sus centros

Cerraron 74 centros de verificación.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, aseguró que los concesionarios de verificentros “sabían desde hace mucho” que no se les había renovado el permiso para operar, por lo que ellos son los responsables de lo que suceda con los trabajadores y no el gobierno capitalino.

“Hace meses que saben que esto iba a suceder, no es algo nuevo, no es algo sorpresivo. Cada empresa debe estar tomando sus providencias”, aseveró el mandatario capitalino.

El ejecutivo local les dijo a los concesionarios que debieron tomar las medidas necesarias en cuanto al tema laboral y al empresarial.

“Cuando tú tienes una notificación con meses de anticipación, pues todas las medidas; ya sea laborales, empresariales de quienes van a dejar de funcionar, pues así deben de ser”, refirió Mancera.

Crónica publicó que debido a que a algunos verificentros no se les renovó la concesión, unas 300 familias se quedarán sin sustento.

Ante esto el jefe de Gobierno y la Secretaría de Medio Ambiente aseguraron que seguramente estos trabajadores podrán ser retomados por las nuevas empresas.

Entre tanto, la Asociación Ecológica de Verificación de la Ciudad de México informó que 300 familias se quedaron sin sustento por la suspensión del programa de verificación vehicular durante el primer semestre de este año.

Además, señalaron que mil 700 familias más viven en la incertidumbre por su empleo, ya que desde el lunes pasado los verificentros dejaron de operar.

El pasado 18 de diciembre el Gobierno de la Ciudad de México informó que daría una prórroga a la vigencia de los hologramas de verificación de los automóviles con matrículas locales, es decir, no habrá verificación durante el primer semestre del 2018, lo que coincide con la etapa electoral que conduce a las urnas el 1 de julio de 2018.

El gobierno capitalino alegó que esto se debe a que los 55 nuevos centros de verificación deben ser equipados con nueva tecnología.

Fueron 74 los concesionarios a los que no se les renovó el permiso para operar; por lo que cientos de personas quedaron sin trabajo.

Imprimir