Mundo

Sangrienta operación de captura de piloto que se rebeló contra Maduro

Óscar Pérez, herido en la emboscada.

Varios integrantes del grupo liderado por el expolicía rebelde Óscar Pérez murieron ayer en un enfrentamiento con un colectivo —civiles armados chavistas— y un comando de la Fuerza de Acciones Especiales (FAES) de la Policía Nacional, en el que también fallecieron dos agentes y un militante chavista.

La noticia fue confirmada por el número dos del régimen, Diosdado Cabello, quien calificó al grupo de “comando terrorista”.

Muerto en la emboscada. El gobierno venezolano no confirmó oficialmente la suerte que habría corrido Óscar Perez, quien, a lo largo de la mañana, colgó varios selfies en redes sociales en las que se veía con sangre en la cara y alertando que estaba acorralado.

“No quieren que nos entreguemos, literalmente nos quieren asesinar. Nos lo acaban de decir”, dijo en su última grabación publicada en Instagram. Poco después, una web opositora denunciaba que había sido ejecutado extrajudicialmente.

La versión oficial difiere completamente: “Estos terroristas, quienes estaban fuertemente apertrechados con armamento de alto calibre, abrieron fuego contra los funcionarios encargados de su captura e intentaron hacer detonar un vehículo cargado de explosivos… nuestros efectivos fueron alevosamente atacados por los violentos cuando se estaba negociando las condiciones para su entrega y resguardo”, apunta en un comunicado.

Ataque singular. El piloto Pérez se hizo conocido en junio del año pasado, cuando robó un helicóptero de la policía, sobrevoló la sede del Tribunal Supremo de Justicia y del Ministerio de Interior y supuestamente lanzó una granada sin causar heridos ni ser atrapado. Nunca, en 18 años de chavismo, se había visto algo parecido en Venezuela.

El año “de la recuperación”. Por otra parte, el presidente Nicolás Maduro, entregó ayer su mensaje anual en el que ponderó el 2017 como un capítulo “heroico” para el país y proyectó para 2018 un triunfo de la llamada revolución bolivariana en las elecciones presidenciales, previstas para final de año.

“El 2017 quedará marcado como el año heroico, el año de la recuperación de la conciencia y de las fuerzas mayoritarias de la revolución”, dijo.

 

Imprimir