Mundo

La Iglesia chilena que visita Francisco, infestada de escándalos de pederastia

Francisco llegó ayer a Chile, donde le espera una gira de tres días complicada por los 80 sacerdotes, clérigos y hasta una monja, que están acusados de abusos sexuales en contra de menores, según un listado que publicó la semana pasada la organización “Bishop Accountability”

“El Papa va a encontrar una iglesia que está en crisis. Y no niego que parte se debe a una situación concreta que ha vivido estos años la iglesia en Chile, con los casos de abusos. Son casos gravísimos. Pero las crisis son siempre una oportunidad de mejorar”, admitía en el periódico chileno La Tercera Ricardo Ezzati, arzobispo de Santiago, pocas horas antes de la llegada del Papa.

Tras ser recibido en la tarde de ayer por la presidenta saliente Michelle Bachelet, la primera parada que hizo Jorge Bergoglio en suelo chileno fue en la parroquia de San Luis Beltrán, donde se detuvo a orar ante la tumba de Enrique Alvear, conocido como el “obispo de los pobres”, quien se distinguió durante la dictadura militar (1973-1990) por ser un firme defensor de los derechos humanos.

 

 

Imprimir