El truco de Corral y la campaña del PAN - Rafael Cardona | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 16 de Enero, 2018
El truco de Corral y la campaña del PAN | La Crónica de Hoy

El truco de Corral y la campaña del PAN

Rafael Cardona

Indudablemente Javier Corral, gobernador del estado de Chihuahua y agente electoral de Ricardo Anaya en el norte del país, tiene todos los atributos de los grandes oradores, de los hombres cuya voz conmueve masas, de los estridentes de la plaza pública, cuya voz —como dijo otro de ellos— con un grito incendia o apacigua.

El domingo, frente a audiencia abultada con el burocrático acarreo de su gobierno a la plaza del Ángel de Chihuahua, Corral llamó a una segunda revolución mexicana; la suya, de cuya naturaleza ajena a los fines electorales no puede haber dudas.

El sábado su actividad política tampoco permitió espacio para dudar.

Pero vayamos por partes.

Primero la arenga de Chihuahua, cuyos tintes heroicos ya los hubiera querido Abraham González.

“…Es la segunda revolución mexicana, que no se peleará con armas sino con ideas, con valores, y a través de las instituciones. Será una revolución de las conciencias contra la corrupción y la impunidad, que es el cáncer que destruye la vida nacional…

“…Esta nueva lucha será contra un régimen corrompido y corruptor, que se ha valido de recursos públicos para perpetrarse (¿perpetuarse?), mismos que deberían ser destinados para el desarrollo social, la salud, la educación de sus hijos e hijas, pero que en su lugar se desvía para el beneficio del partido del Presidente de la República…

“…Nadie debe tener duda de que esto no tiene fines partidistas, ni los tendrá, porque es la estrategia del régimen y de Peña Nieto, tratar de distraer con el momento electoral la denuncia…

“…y por supuesto que tendremos mucho cuidado, no permitiremos que este movimiento que es de todos los chihuahuenses se vaya a reducir a fines electorales o de campaña alguna…”

Y tiene razón el gobernador Corral, nadie le puede atribuir a su gesta en preparación, duda ninguna sobre su carácter electorero. No hay titubeos. Simplemente lo tiene. Es evidentemente una actitud política y una actividad electoral.

Si no fuera así, ¿cómo se explica esto?:

“(El Norte).- “…El Gobernador de Chihuahua, el panista Javier Corral, reclamó ayer (sábado 13) a su partido solidaridad y respaldo en la pugna que mantiene con el Gobierno federal por la bolsa de 700 millones de pesos que la Secretaría de Hacienda retuvo al Estado.

“Estoy aquí (en el CEN del PAN), para pedir a este Consejo Nacional su solidaridad y, a través de los consejeros, la solidaridad del panismo nacional con la lucha del pueblo de Chihuahua…

“…Ante el precandidato presidencial Ricardo Anaya, los gobernadores de Veracruz y Nayarit, Miguel Ángel Yunes Linares y Antonio Echevarría, respectivamente, Corral advirtió ayer a todos sus pares que denunciar la corrupción del régimen implicará para sus estados un castigosimilar al que ha resentido su estado”.

Si en esa reunión estaba Ricardo Anaya en su condición de precandidato e indiscutido líder del Partido Acción Nacional (Damián Zepeda es un hombre de paja), la suya fue una actividad de campaña electoral.

Lo demás son corpiños para la nauyaca.

Pero vayamos a las palabras de Ricardo Anaya:

“(La Jornada).- El precandidato a la Presidencia, del PAN y la alianza “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, manifestó esta mañana su total apoyo al gobernador de Chihuahua, Javier Corral, quien mantiene un enfrentamiento con el gobierno federal por las investigaciones sobre desvío de recursos públicos al PRI.

“El panista calificó este conflicto como grave y profundo, pero resaltó que su partido será cuidadoso de no “partidizarlo”, porque éste no es problema de orden electoral”.

El cuidado de Anaya de “no partidizarlo” se debió haber dado, en todo caso, fuera del partido y no en medio de una asamblea de consejeros, gobernadores y exgobernadores solidarios con su hombre en Chihuahua.

Es como aquel a quien le preguntaron tras un viaje a la India: ¿y te montaste en un elefante?

—No, respondió, yo me subí a un paquidermo.

Pero paquidermo o elefante, Corral va montado en su macho y ha señalado su ruptura con el gobierno federal. Tiene razón.

Esto dijo Hacienda:

“En días pasados, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ha expresado diversos aspectos de carácter técnico en relación a las manifestaciones realizadas por parte del Gobierno del Estado de Chihuahua…

“…Los recursos que el Gobernador del estado de Chihuahua menciona que no le fueron entregados en el mes de diciembre del año pasado, se refiere a recursos extraordinarios solicitados por el estado a esta Secretaría y a proyectos etiquetados en el Presupuesto de Egresos de la Federación, haciendo referencia a cuatro convenios…”

El detalle de esos convenios es prolijo y no tiene caso en este espacio, lo importante es señalar esto:

“…La Secretaría de Hacienda y Crédito Público manifiesta que para estar en posibilidad de firmar convenios durante este año, para otorgar apoyos extraordinarios al gobierno del estado de Chihuahua, se debe resolver, primero, la revisión judicial y/o la controversia constitucional que el gobierno del estado de Chihuahua ha dicho públicamente que llevará a cabo sobre la licitud y viabilidad de este tipo de convenios”.

Así que ahora ni lo de antes ni lo de mañana. Así sucede cuando algo queda sub júdice.

rafael.cardona.sandoval@gmail.com

elcristalazouno@hotmail.com

Imprimir

Comentarios