Cuidar el motor de tu vehículo es cuidar tu seguridad | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Martes 16 de Enero, 2018

Cuidar el motor de tu vehículo es cuidar tu seguridad

9 consejos para cuidar el motor de tu vehículo

Cuidar el motor de tu vehículo es cuidar tu seguridad | La Crónica de Hoy
Protege tu seguridad y la de tu familia, checando el motor de tu coche

Un auto es un bien material que debe cuidarse si quieres que sea una inversión y no un gasto permanente. Más allá del estado de la carrocería y del interior, la parte mecánica es la que define el buen o mal funcionamiento de un auto, así como el hecho de que consuma en exceso o se corra el riesgo de que, por falta de mantenimiento, alguna parte resulte dañada y el costo del arreglo resulte mucho mayor que el que hubiera significado un chequeo normal.

Sin embargo, para quienes no son expertos en la materia, cuidar las partes mecánicas y el motor de un auto se hace difícil al no contar con los conocimientos necesarios. Por eso, los expertos que brindan el curso de CENEDI, una plataforma de elearning que brinda cursos de oficios, comparten estos consejos muy simples de llevar a la práctica:

·       Observar las bujías: estos cables son indispensables para que desde el distribuidor se conduzca la electricidad en forma correcta, de esta forma se genera la chispa necesaria para producir la combustión y para que el motor se regule adecuadamente. Si alguno de los cables se ve gastado, deteriorado o pelado, es muy posible que el motor funcione desparejo o directamente no arranque. En este caso, lo mejor es cambiar los cables dañados.

·       No acelerar ni frenar bruscamente: el desgaste del motor y de muchas otras partes del auto se incrementa cuando se frena y arranca abruptamente durante un largo período de tiempo. Y no solo las partes mecánicas del motor sino también los frenos, la suspensión y otros elementos se desgastan más rápido en esos casos. Por eso, hay que tratar de realizar un manejo suave y constante, evitando arrancadas o picadas fuertes. De este modo, además de cuidar el auto, se ahorra combustible.

·       Reemplazar el filtro de gasolina con más frecuencia: incluso quienes son cuidadosos y cambian el aceite y el filtro de aceite con regularidad, a veces se olvidan o minimizan la importancia del cambio del filtro de gasolina. Sin embargo, con el uso y el tiempo, este filtro se tapa con impurezas que trae el combustible y la degradación del mismo tanque de nafta. Al cambiar este elemento la nafta fluye más limpia, y la combustión es mejor, en beneficio de todo el motor.

·       Prestar atención especial a las luces del tablero: al comprar un auto, sea nuevo o usado, es fundamental prestar atención al manual que viene con el vehículo y especialmente al capítulo donde se explica el significado de cada una de las indicaciones y luces de la computadora de a bordo. Una falla común en muchos autos puede detectarse porque permanece encendida la luz de check engine, lo que requiere una consulta inmediata al mecánico para solucionar el problema. Igualmente,importantes son las luces de la presión de aceite y por supuesto la temperatura del agua: no tener registro de ellas puede llevar a una falla grave.

·       Revisar las correas del motor: escuchar un sonido agudo y raro puede indicar que hay una correa desgastada o floja. Conviene revisar periódicamente las correas, ya que están fabricadas de materiales que se desgastan con cierta frecuencia y producen grietas o desgaste excesivo según el uso o el tipo de material.

·       No dejar para el final la recarga de combustible: la nafta o el gasoil, por más que hayan sido refinados, poseen una serie de sedimentos que se van asentando de a poco en el fondo del tanque, y si el mismo está casi vacío, el motor empieza a succionar estos residuos que finalmente le ocasionan un daño interno.

·       Revisar que no haya goteras: observar periódicamente el piso en la zona donde solemos estacionar el auto puede servir para descubrir manchas que pueden ser de aceite o líquido refrigerante. El olor a aceite o el piso que queda manchado lo indican. Esta pérdida puede deberse a alguna manguera o acople que esté viejo o flojo, y por eso deje filtrar estos líquidos vitales para el funcionamiento del motor.

·       Vigilar que el motor esté adecuadamente ventilado: el filtro de aire es el que permite la buena ventilación y por lo tanto una combustión adecuada. Si es nuevo y está en buen estado, entonces será eficaz y evitará que se retengan insectos, partículas o polvo. Para evitar que se sature de impurezas y deje de cumplir su función es fundamental limpiarlo regularmente.

·       Revisar los líquidos con regularidad: observar el recipiente de líquido refrigerante es importante para controlar que el nivel sea el adecuado. Por otro lado, también es importante estar atentos a la calidad del aceite que se utiliza así como a mantenerlo en el nivel indicado, ya que el cambio frecuente de aceite permite una buena lubricación y evita que el motor se sobrecaliente y desgaste.

Incluso quienes no tengan nociones de mecánica cuentan ahora con un panorama general explicado punto por punto que les permitirá saber qué mirar, qué controlar y cómo hacerlo para tener su auto en las mejores condiciones posibles, evitar grandes gastos por falta de mantenimiento y, el día de mañana, poder venderlo con un buen precio.

Imprimir